Capítulo 10: Tendencias de la educación abierta

10.1 Aprendizaje abierto

En los últimos años, ha habido un resurgimiento del interés por el aprendizaje abierto, principalmente relacionado con los recursos educativos abiertos y los MOOC. Aunque en sí mismos los REA y los MOOC son desarrollos importantes, tienden a invisibilizar otros desarrollos de educación abierta que probablemente tengan aún mayor impacto en la educación en su conjunto.

Figura 10.1 Soy sólo una persona comprometida e incluso terca que quiere ver a todos los niños con acceso a una educación de calidad discurso del Premio Nobel Malala Yousafzai’s, 2014. Haga clic en la imagen para ver el discurso.

Por lo tanto, es necesario mirar un poco atrás y lograr una comprensión más amplia de la educación abierta en general y no sólo a luz de los REA y los MOOC. Podremos así entender la significancia de estos y otros desarrollos de la educación abierta y su potencial impacto en la enseñanza y el aprendizaje actual y futuro.

10.1.1 Educación abierta como un concepto

 La educación abierta puede tomar diferentes formas:

  • educación para todos: la educación universitaria, secundaria y primaria gratuita o de muy bajo costo disponible al alcance de todos dentro de una jurisdicción determinada y financiada principalmente con fondos del estado;
  • programas de acceso abierto que otorgan títulos oficiales de las universidades nacionales abiertas y más recientemente por la OERu;
  • cursos o programas de acceso abierto que no son de educación formal pero si otorgan insignias o certificados de asistencia y aprobación.
  • recursos educativos abiertos que los instructores y los alumnos pueden utilizar gratuitamente. El OpenCourseware del MIT es un ejemplo, ya que ofrece la descarga gratuita y online de las grabaciones de las clases del MIT con material de apoyo;
  • libros de texto abiertos, son los libros de texto online son gratuitos para los estudiantes;
  • investigación abierta, consiste en los trabajos de investigación están disponibles online para la descarga gratuita;
  • datos abiertos, son datos disponibles para cualquier persona que quiera usar, resuar y redistribuir los datos, con al menos el requerimiento de citar y compartir.

Cada uno de estos desarrollos se tratará en detalle más adelante, excepto los MOOC que se tratan ampliamente en el Capítulo 5.

10.1.2 Educación para todos -excepto para la educación superior

La educación abierta es ante todo un objetivo o una política educativa. Una característica esencial de la educación abierta es la eliminación de barreras para el aprendizaje. Esto significa que no hay requisitos previos para estudiar, no hay discriminación por sexo, edad o religión, la accesibilidad es para todos, y para los estudiantes con discapacidades se ofrecen alternativas para superar la discapacidad (por ejemplo, grabaciones de audio para los estudiantes con discapacidad visual). Lo ideal es que a nadie se le niegue el acceso a un programa de educación abierta. De este modo el aprendizaje abierto debe ser escalable y flexible.

La educación financiada con fondos públicos es la forma más difundida de educación abierta. Por ejemplo, el gobierno británico aprobó la ley de educación 1870 que establece el marco para educar a todos los niños entre 5 y 13 años en Inglaterra y Gales. Aunque los padres deben pagar algunos costos, la ley estableció el principio de que la educación sería financiada principalmente a través de los impuestos y ningún niño sería excluido por razones financieras. Las escuelas serían administradas por consejos escolares locales. Con el tiempo, el acceso a la educación estatal en los países económicamente más desarrollados, se ha ampliado para incluir a todos los niños hasta los 18 años. EFA “Educación para Todos” de la UNESCO es un compromiso global para proporcionar una educación básica de calidad para todos los niños, jóvenes y adultos, con el apoyo, al menos en principio, de 164 gobiernos nacionales. No obstante, hoy en día hay muchos millones de niños “fuera de la escuela” en todo el mundo.

No obstante, el acceso a la educación postsecundaria ha sido más limitado, en parte por razones económicas, pero también por cuestiones de “mérito”. Las universidades requieren que los postulantes cumplan con estándares académicos que demuestran la aprobación de exámenes escolares o pruebas de acceso institucional. De esta manera, las universidades de elite en particular son selectivas. Sin embargo, luego de la Segunda Guerra Mundial, la demanda de una población educada, tanto en términos sociales como económicos, en la mayoría de los países económicamente avanzados resultó en la expansión gradual de las universidades y de la educación superior en general. En la mayoría de los países de la OCDE, entre el 35-60 % de una muestra pasará a algún tipo de educación postsecundaria. Especialmente en la era digital, hay una creciente demanda de trabajadores altamente calificados, y la educación es una entrada necesaria para la mayoría de los mejores puestos de trabajo. Por lo tanto hay una presión creciente para un acceso ilimitado y gratuito y abierto a la educación postsecundaria, superior o terciaria.

Sin embargo, como vimos en el Capítulo 1, el costo de ampliar el acceso a números cada vez mayores resulta en el aumento de la presión impositiva sobre los gobiernos y los contribuyentes. Tras la crisis financiera de 2008, muchos estados en los EE.UU., se encontraron en graves dificultades financieras, lo que dio lugar a reducciones sustanciales de costos en el sistema educativo superior de los Estados Unidos.

Por lo tanto, los gobiernos y las instituciones buscan con desesperación soluciones que permitan un mayor acceso sin un aumento proporcional de los fondos. Es en este contexto que se enmarca el reciente interés en la educación abierta.

Como resultado, la oferta “abierta” está cada vez más asociada (y tal vez erróneamente) con el concepto “gratuito”. Si bien el uso de materiales abiertos puede ser gratuito para el usuario final (estudiantes), hay costos reales en la creación y distribución de la educación abierta, y en el apoyo a los estudiantes, que tiene que ofrecerse de alguna manera. Así, un sistema sostenible y adecuado de educación financiado con fondos públicos sigue siendo la mejor manera de garantizar el acceso a una educación de calidad para todos. Otras formas de educación abierta son pasos hacia el acceso totalmente abierto a la educación superior.

10.1.3 El acceso abierto a la educación superior

En los años 1970 y 1980, se produjo un rápido crecimiento en el número de universidades abiertas con ningún o minímos requisitos de ingreso. En el Reino Unido, por ejemplo, en 1969, menos del 10 % de los estudiantes que dejaban la educación secundaria iba a la universidad. Esto sucedía cuando el gobierno británico creó la Open University, una universidad de educación a distancia abierta para todos, con una combinación de textos impresos especialmente diseñados y trasmisiones de radio y televisión, con una semana de asistencia a las escuelas de verano en los tradicionales campus universitarios para las asignaturas centrales (Perry, 1976). La Open University comenzó en 1971 con 25.000 estudiantes en la primera matriculación y ahora cuenta con más de 200.000 estudiantes matriculados. Ha sido rankeada por agencias de control de calidad gubernamentales entre las 10 mejores universidades de enseñanza del Reino Unido y entre las 30 mejores de investigación. Sin embargo, ya no puede cubrir el costo total de su funcionamiento con las subvenciones del gobierno y ahora se cobran diferentes matrículas.

Actualmente hay más de 100 universidades abiertas públicas alrededor del mundo, incluyendo en Canadá la (Athabasca University y Téluq). Estas universidades abiertas son muy grandes. La Open University of China cuenta con más de un millón de estudiantes de grado matriculados y 2.4 millones de estudiantes de secundaria, la Anadolou Open University en Turquía tiene más de 1.2 millones de estudiantes matriculados, la Open University of Indonesia (Universitas Terbuka) casi medio millón, y la University of South Africa 350.000. Estas universidades abiertas, que otorgan títulos nacionales proporcionan un servicio invaluable a millones de estudiantes que de otro modo no podrían acceder a la educación superior (ver Daniel, 1998)

No obstante, cabe señalar que no hay ninguna universidad abierta con fondos públicos en los EE.UU., que es una razón por la que los MOOC han recibido tanta atención allí. La Western Governors’ University es lo más parecido a una universidad abierta, y la universidad privada con fines de lucro como la University of Phoenix cubren un nicho similar en el mercado.

Así como las universidades abiertas nacionales, que por lo general ofrecen sus propios títulos, también existe la OERu, que es básicamente un consorcio internacional de universidades y colleges principalmente del British Commonwealth Británico y los Estados Unidos que ofrecen  libre acceso que permite a los estudiantes transferir créditos a las universidades asociadas o completar una carrera de grado que será otorgado por la Universidad en la que hayan obtenido la mayor parte de los créditos. Los estudiantes pagan matrícula para las evaluaciones.

El aprendizaje abierto, a distancia, flexible y online rara vez se encuentra en sus formas “más puras”. Ningún sistema de enseñanza es completamente abierto (se requieren niveles mínimos de alfabetización, por ejemplo).

Por lo tanto, siempre hay grados de apertura. La condición de “abierto” tiene algunas implicaciones en el uso de la tecnología. Si no se le niega el acceso a nadie, entonces se utilizarán las tecnologías que están disponibles para todos. Si una institución es deliberadamente selectiva con sus estudiantes, tiene mayor flexibilidad con respecto a la elección de las tecnologías para la educación a distancia. Puede, por ejemplo, exigir a los estudiantes de los cursos online o semipresencial que tengan su propia PC y acceso a Internet. No puede hacer eso si su objetivo es que sea abierta para todos los estudiantes. Las verdaderas universidades abiertas siempre estarán, entonces, por detrás de las tendencias en las aplicaciones tecnológicas educativas.

A pesar del éxito de muchas universidades abiertas, éstas generalmente carecen de instalaciones basadas en el concepto de campus universitario. Las tasas de graduación son generalmente muy bajas. La OU del Reino Unido tiene una tasa de graduación del 22 % (Woodley y Simpson, 2014), sin embargo es todavía mayor para las carreras de grado que para la mayoría de los cursos MOOC individuales.

Por último, algunas de las universidades abiertas se han establecido hace más de 40 años y no siempre se han adaptado rápidamente a los cambios tecnológicos, en parte debido a su gran tamaño y a su inversión antes sustancial en tecnologías más antiguas como la prensa y la radiodifusión, y en parte porque no desea negar el acceso a los estudiantes potenciales que no acceden a la tecnología más moderna. Por lo tanto, las universidades abiertas ahora están cada vez más expuestas tanto a la explosión en el acceso a las universidades convencionales, que han tomado parte de su mercado, y los nuevos desarrollos como los MOOC y los recursos educativos abiertos, que son el tema de la siguiente sección.

Actividad 10.1 ¿El acceso a la educación postsecundaria debería ser totalmente abierto para cualquier persona?

  1. ¿El acceso a la educación postsecundaria debería ser totalmente abierto para cualquier persona?

–.Si su respuesta es afirmativa: ¿cuáles son las limitaciones razonables de este principio? ¿Cuál debe ser el papel del gobierno, si corresponde, para hacer esto posible?

— Si su respuesta es negativa a la primera parte de la pregunta, ¿por qué la educación debe ser abierta hasta la educación postsecundaria, pero no después? Se trata simplemente de dinero, o ¿hay otras razones?

  1. ¿Las universidades abiertas sigue siendo relevantes en la era digital?

 

Referencias

Daniel, J. (1998) Mega-Universities and Knowledge Media: Technology Strategies for Higher Education. London: Kogan Page

Perry, W. (1976) The Open University Milton Keynes: Open University Press

Woodley, A. and Simpson, O. (2014) “Student drop-out: the elephant in the room” in Zawacki-Richter, O. and Anderson, T. (eds.) (2014) Online Distance Education: Towards a Research Agenda Athabasca AB: AU Press, pp. 508

Comments are closed.