Capítulo 11: Garantizar la calidad de la enseñanza en la era digital

11.4 Paso 2: Decidir qué tipo de curso o programa

 

Figura 9.1.2 El continuum de la tecnología basada en la enseñanza (en el Capítulo 9)

11.4.1 La elección de la modalidad de distribución

Elegir el tipo de curso en términos de si es semipresencial, presencial u online es el próximo paso natural después de considerar cómo quiere impartir un curso. Este tema ha sido tratado ampliamente en el Capítulo 9, por lo que para resumir, hay cuatro factores o variables a tener en cuenta al decidir qué “combinación” de enseñanza presencial y online será la más adecuada para su curso:

  • determinar la filosofía de enseñanza -cómo le gusta enseñar-;
  • las necesidades de sus alumnos (o potenciales alumnos);
  • los requerimientos de la asignatura o disciplina;
  • los recursos disponibles.

Aunque es esencial un análisis de todos estos factores, los pasos a seguir en la toma de esta decisión, al final se reducirán a una impresión principalmente intuitiva. Este enfoque es particularmente importante cuando se analiza una carrera o programa en su totalidad.

11.4.2 ¿Quién debe tomar la decisión?

Mientras que los instructores individualmente deben decidir la mejor combinación de enseñanza online y presencial para su curso específico, vale la pena pensar en un programa en lugar de un curso en particular. Por ejemplo, si vemos al desarrollo de competencias de aprendizaje independiente como uno de los resultados a lograr en un programa, entonces podría tener sentido comenzar el primer año, principalmente con clases presenciales, pero gradualmente introducir actividades online a lo largo del programa, de modo que al final de cuatro años, los alumnos sean capaces y estén dispuestos a cursar algunas de sus asignaturas completamente online.

De hecho, ahora cada programa debe tener un mecanismo para decidir no sólo el contenido y las competencias o el plan de estudios que conformarán un programa, sino también cómo se distribuirá el programa, y por lo tanto el balance o la combinación de componentes online y presencial a lo largo del programa. Esto debe integrarse en un proceso de planificación académica anual que considere a ambos métodos de enseñanza, así como a los contenidos que se incluirán en el programa (ver Bates y Sangrà, 2011).

Referencia

Bates, A. and Sangrà, A. (2011) Managing Technology in Higher Education San Francisco: Jossey–Bass/John Wiley and Co

 

Comments are closed.