Capítulo 11: Garantizar la calidad de la enseñanza en la era digital

11.8 Paso 6: Establecer objetivos de aprendizaje adecuados

Figura 11.8.1 Establecer los objetivos de aprendizaje – Imagen: © www.geograph.ie

11.8.1 Establecer objetivos para el aprendizaje en la era digital

En muchos sistemas escolares, los programas de estudios y los objetivos ya están pre-determinadas por los comités y/o Ministerios de Educación nacionales, estatales o provinciales. En muchas áreas de formación profesional, juntas de formación de la industria o las asociaciones de empleadores establecen las metas de aprendizaje o los resultados o competencias que se deben alcanzar para la acreditación. Un profesor (en particular un instructor contratado) puede heredar un curso con los objetivos previamente definidos por el profesor anterior, o por el departamento académico.

Sin embargo, hay muchos casos en que los profesores tienen un cierto grado de control sobre los objetivos de un curso. En particular, un programa o curso nuevo -como el de una maestría online dirigido a profesionales- ofrece una oportunidad para reconsiderar los objetivos y los resultados de aprendizaje. Especialmente en los cursos cuyo plan de estudios está definido en términos de los contenidos a cubrir en vez de las competencias a desarrollar, habrá bastante espacio para maniobrar fijando objetivos de aprendizaje que también consideren, por ejemplo: el desarrollo de competencias intelectuales. En otros contextos, el desarrollo o el enfoque puede recaer en las actotides más afectivas, como la simpatía o empatía, o en el desarrollo de destrezas manuales u operativas.

11.8.2 Objetivos de aprendizaje para la era digital

En el Capítulo 1, Sección 2, hice una lista de una serie de competencias que los alumnos necesitarán en la era digital, incluyendo:

  • comunicación moderna;
  • aprendizaje independiente;
  • ética y la responsabilidad;
  • trabajo en equipo y la flexibilidad;
  • competencias de pensamiento incluyendo:
      • pensamiento crítico;
      • resolución de problemas;
      • pensamiento creativo;
      • planificación y la aplicación de estrategias;
  • competencias digitales;
  • gestión del conocimiento;

Estos son ejemplos de los tipos de objetivo que necesitan ser identificados. Los objetivos más tradicionales también podrían incluirse, como por ejemplo, la comprensión y aplicación de áreas específicas de contenido. Estos objetivos o resultados podrían expresarse en términos de la taxonomía de Bloom o en una variedad de otras formas. Las competencias deben desarrollarse o estar inmersas en un área temática. En otras palabras, son destrezas, habilidades y actitudes que deben ser específicas para una disciplina en vez de competencias generales. Al mismo tiempo, los estudiantes que desarrollan este tipo de competencias en áreas particulares estarán mejor preparados para la era digital.

Su lista de objetivos para un curso puede -y de hecho, debería- ser diferente de la mía, sin embargo será esencial hacer el tipo de análisis que se recomienda en el Paso 1 (decidir cómo se quiere enseñar), y luego decidir los objetivos de aprendizaje en función de:

  • las necesidades de los estudiantes;
  • las necesidades del área temática;
  • las demandas del mundo exterior.

He puesto especial énfasis en el desarrollo de las competencias intelectuales. Al igual que con todos los objetivos de aprendizaje, la enseñanza tiene que ser diseñada de tal manera que los estudiantes tengan la oportunidad de aprender y practicar tales competencias, y, en particular, que estas competencias sean evaluadas como parte del proceso formal de evaluación.

En términos del diseño del curso, esto implica el uso cada vez intensivo de Internet como un recurso importante para el aprendizaje, e implica una mayor responsabilidad de los estudiantes en la búsqueda y evaluación de la información por sí mismos, y a los instructores la responsabilidad de proporcionar los criterios y las pautas necesarias para encontrar, evaluar, analizar y aplicar dicha información a un área del conocimiento determinada. Esto requiere de un enfoque crítico para la búsqueda online, los datos online, las noticias o la generación de conocimiento en áreas específicas -en otras palabras, el desarrollo del pensamiento crítico sobre Internet y los medios de comunicación modernos- tanto en sus potencialidades y sus limitaciones.

11.8.3 Acercar el mundo exterior

Una característica importante de los medios modernos es la oportunidad de acercar la información del mundo a la educación de muchas maneras diferentes, por ejemplo:

  • orientar a los alumnos hacia sitios online y animarlos a identificar y compartir sitios relevantes;
  • incentivar que los propios alumnos recopilen datos o proporcionen ejemplos del mundo real de los conceptos o temas tratados en el curso, a través del uso de las cámaras en sus teléfonos móviles, o realicen entrevistas de audio de expertos locales;
  • crear la wiki del curso para que tanto usted como los estudiantes contribuyan y lo abran para que otros profesores y estudiantes puedan contribuir;
  • si es docente de una maestría o un programa de certificación, o un MOOC, los propios estudiantes tendrán experiencias muy relevantes que pueden incorporarse al programa. Ésta es una manera de permitir que los estudiantes evalúen y apliquen el conocimiento en su área temática.

Hay muchos otros objetivos posibles que serían imposibles de alcanzar sin el uso de Internet, o sería muy difícil lograr en un entorno puramente presencial. El arte del instructor es decidir qué es relevante, y en particular cuáles son los objetivos de aprendizaje claves para su curso.

Figura 11.8.3 El uso de las redes sociales durante la primavera árabe en Egipto 2011

11.8.4 Objetivos de aprendizaje: iguales o diferentes, ¿depende de la modalidad de distribución?

En muchos casos, es apropiado (de hecho, esencial) mantener los mismos objetivos de enseñanza para un curso online que en un curso similar presencial. Muchas instituciones que trabajan en modalidad dual, es decir que imparten cursos de grado en modalidad presencial y a distancia tal como la University of British Columbia, Penn State, University of Nebraska ofrecen los mismos cursos, tanto presencial como online, especialmente en el cuarto año de la carrera de grado. Por lo general, los exámenes se califican sin distinción en cuanto a si el curso se llevó a cabo online o presencial, ya que los estudiantes toman el mismo examen al final de curso, y se cubre el mismo contenido en ambas modalidades.

Sin embargo, en algunos casos es necesario sacrificar algunos objetivos por otros diferentes pero igualmente valiosos que se pueden lograr mejor online. También es importante recordar que aunque sea posible alcanzar los mismos objetivos online que en la clase presencial, el diseño de la enseñanza probablemente tendrá que ser diferente en el entorno online. Por lo tanto, con frecuencia los objetivos siguen siendo los mismos, pero los métodos cambian. Esto se trata en los pasos 7 y 8. El punto importante es ser consciente de qué objetivos es mejor realizar en modalidad presencial y qué objetivos en modalidad online, para luego diseñar la enseñanza en torno a estos objetivos un tanto diferentes. El uso de un enfoque mixto puede permitir ampliar el rango de objetivos, pero hay que considerar con cuidado no sobrecargar a los estudiantes en ese caso.

11.8.5 La evaluación es la clave

No tiene sentido introducir nuevas metas o resultados de aprendizaje y luego no evaluar los objetivos logrados por los estudiantes. La evaluación impulsa el comportamiento del estudiante. Si no se fomentan las competencias descriptas anteriormente, los estudiantes no harán el esfuerzo para desarrollarlas. El principal reto no está sólo en la definición de metas adecuadas para el aprendizaje online, sino disponer de las herramientas y los medios para evaluar si los estudiantes alcanzan esos objetivos.

 Y aún más importante, es comunicar claramente a los estudiantes los objetivos de aprendizaje y cómo serán evaluados. Puede ser una sorpresa para los estudiantes acostumbrados a digerir y memorizar contenidos.

11.8.6 Conclusión

En cierto modo, con Internet (al igual que con otros medios), el medio es el mensaje. El conocimiento no es completamente neutral. Lo que sabemos y cómo lo conocemos está afectado por el medio a través del cual se adquiere el conocimiento. Cada medio propone otra forma de adquirir el conocimiento. Podemos luchar con el medio, y tratar de forzar el contenido en formatos añejos (vino añejo en botellas nuevas), o podemos amoldar el contenido a la forma del medio. Debido a la relevancia de Internet en estos tiempos, tenemos que estar seguros de que estamos explotando todo su potencial en la educación, incluso si eso significa cambiar un poco qué y cómo enseñamos. Si hacemos eso, nuestros estudiantes tendrán más posibilidades de estar mejor preparados para la era digital.

Actividad 11.8 Establecer objetivos de aprendizaje 

  1. Elija uno de sus cursos. Anote las metas de aprendizaje. Teniendo en cuenta el desarrollo de las competencias necesarias en la era digital, ¿le gustaría cambiar los objetivos de este curso? Si es así, ¿tendría que cambiar su método de enseñanza y/o el uso de la tecnología?
  2. Si usted pudiera diseñar este curso desde cero, ¿cambiaría los objetivos de aprendizaje o simplemente la metodología de enseñanza?
  3. Si introdujera algunas de las competencias para la era digital listadas en el Capítulo 1, Sección 2, ¿qué actividades tendría que incorporar en el curso para que los estudiantes puedan desarrollar tales competencias? ¿Cómo evaluaría estas competencias?

 

Comments are closed.