Capítulo 2: La naturaleza del conocimiento y las implicaciones para la educación

2.4 Cognitivismo

2.4.1 ¿Qué es el cognitivismo?

Una crítica obvia del conductismo es que trata a los seres humanos como una caja negra, donde lo que ingresa y sale de la caja negra es conocido y medible, y lo que sucede en su interior se ignora o no se considera de interés. Sin embargo, los seres humanos tienen la capacidad del pensamiento consciente, la toma de decisiones, las emociones y la capacidad de expresar ideas a través del discurso social, todo lo cual es muy importante para el aprendizaje. Por lo tanto, es probable que obtengamos una mejor comprensión del aprendizaje si tratamos de averiguar lo que sucede en el interior de la caja negra.

Es por esto que los cognitivistas se han centrado en la identificación de los procesos mentales -las representaciones internas y conscientes del mundo- que consideren esenciales para el aprendizaje humano. Fontana (1981) resume el enfoque cognitivo de aprendizaje de la siguiente manera:

El enfoque cognitivo… sostiene que si queremos entender el aprendizaje no podemos limitarnos a la conducta observable, sino que también debemos ocuparnos de la capacidad del estudiante para mentalmente reorganizar su campo psicológico (es decir, su mundo interior de conceptos, recuerdos, etc.) en respuesta a la experiencia. Por tanto, este último enfoque pone el acento no sólo en el medio ambiente, sino en la forma en que el individuo interpreta y trata de darle sentido al medio ambiente. No ve al individuo como el producto mecánico de su entorno, sino como un agente activo en el proceso de aprendizaje, que deliberadamente trata de procesar y clasificar el flujo de la información que proviene del mundo exterior. (p. 148)

De este modo, la búsqueda de reglas, principios o relaciones en el procesamiento de información nueva, y la búsqueda de sentido y consistencia en la conciliación de la nueva información con los conocimientos previos, son conceptos claves en la psicología cognitiva. La psicología cognitiva se refiere a la identificación y a la descripción de los procesos mentales que afectan al aprendizaje, pensamiento y comportamiento, así como a las condiciones que influyen en los procesos mentales.

2.4.2 La teoría del aprendizaje cognitivista

Las teorías más utilizadas de cognitivismo en la educación se basan en la taxonomía de Bloom de objetivos de aprendizaje (Bloom et al., 1956), que están relacionados con el desarrollo de diferentes tipos de competencias de aprendizaje, o formas de aprendizaje. Bloom y sus colegas afirmaron que hay tres dominios importantes del aprendizaje:

  • Cognitivo (pensamientos)
  • Afectivo (sentimientos)
  • Psicomotor (acción)

El cognitivismo se centra en el dominio del “pensar”. En años más recientes, Anderson y Krathwol (2000) han modificado ligeramente la taxonomía original de Bloom et a., añadiendo la “creación” de nuevos conocimientos:

Figura 2.4.1 Dominio Cognitivo- Imagen: © Atherton J S (2013) CC-NC-ND)

Asimismo, Bloom et al. argumentaron que existe una jerarquía de aprendizaje, lo que significa que los estudiantes necesitan progresar a través de cada uno de los niveles, desde recordar a evaluar / crear. Como los psicólogos profundizan en cada una de estas actividades cognitivas para entender los procesos mentales subyacentes, se convierte en un ejercicio cada vez más reduccionista (ver la figura 2.4.2 a continuación).

 

Figura 2.4.2 © Faizel Mohidin, Usando Mapas Mentales de 2011.

 2.4.3 Aplicaciones de la teoría del aprendizaje cognitivista

 Los enfoques cognitivos de aprendizaje, que se centran en la comprensión, la abstracción, el análisis, la síntesis, la generalización, la evaluación, la toma de decisiones, la resolución de problemas y el pensamiento creativo, parecen encajar mucho mejor con la educación superior que el conductismo. Sin embargo también en la escuela primaria, un enfoque cognitivista significaría, por ejemplo, centrarse en enseñar a los estudiantes cómo aprenden, en desarrollar procesos mentales más complejos o nuevos que faciliten nuevos aprendizajes, y en desarrollar la comprensión más profunda y en constante cambio de conceptos e ideas.

El enfoque cognitivo se aplica a un amplio rango de aspectos. Los cognitivistas consideran que los procesos mentales básicos son genéticos o automáticos, pero pueden ser programados o modificados por factores externos, como las nuevas experiencias. Los primeros cognitivistas, en particular, se interesaron en el concepto de la mente como una computadora, y, más recientemente, la investigación del cerebro ha llevado a la búsqueda de la vinculación de la cognición con el desarrollo y el fortalecimiento de las redes neuronales en el cerebro.

En términos prácticos, el concepto de la mente como una computadora ha dado lugar a varios desarrollos de la enseñanza basada en la tecnología, incluyendo:

  • los sistemas inteligentes de tutoría, una versión más refinada de las máquinas de enseñanza, basados en fraccionar el aprendizaje en una serie de pasos manejables, y en el análisis de las respuestas de los alumnos para dirigirlos al siguiente paso más adecuado. El aprendizaje adaptativo es la versión más reciente de tal desarrollo;
  • la inteligencia artificial, que busca representar en los programas informáticos los procesos mentales utilizados en el aprendizaje humano (que, por supuesto, si tiene éxito daría lugar a que la informática pueda substituir muchas actividades humanas -como la enseñanza-, si el aprendizaje fuera considerado en un marco objetivista);
  • los resultados de aprendizaje predeterminados, basados en el análisis y el desarrollo de diferentes tipos de actividades cognitivas, tales como la comprensión, el análisis, la síntesis y la evaluación;
  • el aprendizaje basado en problemas, centrados en el análisis de los procesos del pensamiento que utilizan las personas con habilidad para resolver problemas exitosamente;
  • el diseño instruccional, que intenta gestionar el diseño de la enseñanza para asegurar el logro exitoso de resultados u objetivos de aprendizaje predeterminados.

Los cognitivistas han aumentado nuestra comprensión de cómo los seres humanos procesan y le dan sentido a la nueva información, cómo acceden, interpretan, integran, procesan, organizan y gestionan el conocimiento, así como una mejor comprensión de las condiciones que afectan a los estados mentales de los alumnos.

Actividad 2.4 Definición de los límites de cognitivismo

  1. ¿Qué áreas del conocimiento piensa que sería mejor “enseñar” o aprender con el enfoque cognitivista?
  2. ¿Qué áreas del conocimiento piensa que NO sería conveniente enseñar con el enfoque cognitivista?
  3. ¿Cuáles son sus razones?

 

Referencias

Anderson, L. and Krathwohl, D. (eds.) (2001). A Taxonomy for Learning, Teaching, and Assessing: A Revision of Bloom’s Taxonomy of Educational Objectives New York: Longman

Atherton J. S. (2013) Learning and Teaching; Bloom’s taxonomy, retrieved 18 March 2015

Bloom, B. S.; Engelhart, M. D.; Furst, E. J.; Hill, W. H.; Krathwohl, D. R. (1956). Taxonomy of educational objectives: The classification of educational goals. Handbook I: Cognitive domain. New York: David McKay Company

Fontana, D. (1981) Psychology for Teachers London: Macmillan/British Psychological Society

 

Comments are closed.