Capítulo 3: Métodos de enseñanza presencial

3.5 Pasantías: aprender haciendo (1)

 3.5.1 La importancia de las pasantías como método de enseñanza

 Figura 3.5.1 BMW Group UK Reclutamiento de Pasantes. 2013 –Imagen: © Motoring Insight, 2013

Aprender haciendo es uno de los cinco enfoques de la enseñanza de Pratt. Bloom y sus colegas consideraron a las destrezas psico-motoras como el tercer dominio del aprendizaje en el año 1956. Aprender haciendo es particularmente común en la enseñanza de las destrezas motoras, tales como aprender a andar en bicicleta o jugar un deporte, pero también hay ejemplos en la educación superior, como las prácticas de enseñanza, las residencias médicas, y los estudios de laboratorio.

De hecho, hay diferentes enfoques y denominaciones para las prácticas bajo este título, como el aprendizaje experimental o experiencial, el aprendizaje cooperativo, las pasantías. Voy a utilizar el término “aprendizaje experiencial” como un término paraguas para cubrir esta amplia variedad de enfoques.

La pasantía es una forma particular que permite a los estudiantes aprender haciendo. Generalmente, se asocia con la formación vocacional o profesional, donde un profesional con más experiencia, modela su comportamiento, el aprendiz intenta seguir el modelo, y el profesional proporciona retroalimentación. Sin embargo, la pasantía es el método más común utilizado para la capacitación docente de instructores en la educación postsecundaria (al menos implícitamente), por lo que existe un amplio espectro de aplicaciones para el enfoque de la pasantía docente.

Dado que el formato de pasantía es un modelo implícito en la enseñanza universitaria, y en particular en la formación inicial de profesores universitarios, se verá separada de otras formas de aprendizaje experiencial, aunque en realidad sea una de las formas más comúnmente utilizada.

 3.5.2 Las principales características de las pasantías

Figura 3.5.3.2 Supervisando a un aprendiz – Imagen © BBC, 2014

Es útil recordar que la pasantía no es un fenómeno invisible. Tiene elementos claves: una forma particular de ver el aprendizaje, funciones y estrategias específicas para los profesores y los alumnos, y etapas claras de desarrollo, tanto para el aprendizaje tradicional como el cognitivo. Fundamentalmente, es importante recordar que no se puede aprender a la distancia. Sino que se aprende participando, en el auténtico, dinámico y genuino remolino de la práctica real.

Pratt y Johnson, 1998

Schön (1983) sostiene que la pasantía funciona en “situaciones prácticas que… con frecuencia son problemáticas, y se caracteriza por la imprecisión, la incertidumbre y el desorden.”. El aprendizaje en las pasantías no se trata sólo de aprender a hacer (aprendizaje activo), sino que también requiere una comprensión de los contextos en los que se aplicará el aprendizaje. Además hay un elemento social y cultural para el aprendizaje, que es la comprensión y la incorporación de prácticas aceptadas, así como de las costumbres y los valores de los expertos en el campo.

Pratt y Johnson (1998) identifican las características de un practicante o pasante experimentado, al que definen como “una persona que ha adquirido un profundo conocimiento y/o es experto en un área particular de la práctica.” Los practicantes expertos:

  1. tienen un amplio conocimiento del área de especialización, y pueden aplicar ese conocimiento a situaciones concretas difíciles;
  2. tienen esquemas (mapas cognitivos) bien organizados y accesibles que facilitan la adquisición de nueva información;
  3. tienen repertorios de estrategias bien desarrollados para adquirir nuevo conocimiento, integrarlo y organizarlo en sus esquemas, y aplican ese conocimiento y competencias en una variedad de contextos;
  4. están motivados por aprender como parte del proceso de desarrollo de su identidad en sus comunidades de práctica. No los motiva aprender simplemente para alcanzar una recompensa externa o un objetivo;
  5. demuestran conocimientos tácitos en la forma de:
  • acciones y juicio espontáneo;
  • no ser concientes de haber aprendido a hacer esas actividades;
  • no tener la capacidad o tener dificultad para describir el conocimiento que revelan sus acciones.

Pratt y Johnson distinguen además dos formas diferentes pero relacionadas de pasantía: tradicional y cognitiva. Una experiencia de pasantía tradicional basada en el desarrollo de una habilidad motora o manual implica el aprendizaje de un procedimiento y el desarrollo gradual del dominio, durante el cual el maestro y el alumno pasan por varias etapas.

3.5.3 Pasantía universitaria

El modelo de pasantía cognitiva o intelectual es diferente ya que esta forma de aprendizaje no es tan evidente como el aprendizaje de destrezas motoras o manuales. Pratt y Johnson sostienen que, en este contexto, el maestro y el alumno deben expresar lo que están pensando al aplicar el conocimiento y las competencias, y deben explicitar el contexto en el que se desarrolla el conocimiento, porque el contexto es muy importante para la forma en la que el conocimiento se desarrolla y se aplica.

Pratt y Johnson sugieren cinco etapas para el modelado cognitivo o intelectual (p 99).

  1. el maestro modela y el alumno desarrolla un modelo/esquema mental;
  2. el alumno intenta replicar el modelo mientras el maestro lo orienta y evalúa (andamiaje/coaching);
  3. el alumno amplia el rango de aplicación del modelo con menos ayuda del maestro;
  4. el aprendizaje autodidacta dentro de los límites especificados aceptables para la profesión;
  5. la generalización: el alumno y el maestro discuten cómo podría funcionar el modelo o como tendría que ser adaptado para aplicarse en una serie de otros contextos posibles.

Pratt y Johnson ofrecen un ejemplo concreto de cómo este modelo de aprendizaje podría funcionar para un profesor universitario novato (pp. 100-101). Ellos argumentan que en las pasantías cognitivas, es importante crear un foro o conjunto de oportunidades para:

Articular el debate y la participación auténtica sobre las realidades de la práctica desde dentro de la práctica, no desde un punto de vista único. Sólo a partir de esa participación activa, y la experiencia acumulada en capas el novato avanza hacia el dominio.

El principal reto del modelo de pasantías en la universidad es que no se aplica generalmente de un modo sistemático. La idea de que los profesores universitarios jóvenes o los nuevos profesores aprenden automáticamente cómo enseñar, simplemente observando a sus propios profesores enseñando, es de muy remota concreción.

3.5.4 Pasantías en entornos de aprendizaje online

 El modelo de pasantías puede funcionar en tanto en modalidad presencial y online. Sin embargo, si hay un componente online, por lo general funciona mejor en un formato híbrido. Una de las razones por qué algunas instituciones están subiendo más material online en los programas de pasantía se debe a que se ha incrementado rápidamente el elemento de aprendizaje cognitivo en muchos oficios y profesiones, y también se debe a que tales emprendimientos necesitan de mayor formación académica, es decir mayor competencia en matemáticas, ingeniería eléctrica y electrónica. Este componente “académico” por lo general se puede ofrecer online, permitiendo a los practicantes estudiar cuando no están trabajando, y así también les hacen ahorrar tiempo a los empleadores.

Por ejemplo, en Canadá el Vancouver Community College ofrece un curso de 13 semanas en un semestre para los aprendices de reparación de carrocerías que consiste en 10 semanas de clases online para los trabajadores no calificados de toda la provincia que ya están trabajando en la industria VCC utiliza el aprendizaje online para la parte teórica del programa, además de un gran número de videos cortos sencillos sobre prácticas y procedimientos de reparación de carrocerías. Dato que todos los estudiantes son aprendices que ya trabajan bajo la supervisión de un oficial principal, pueden practicar algunos de los procedimientos del video en su puesto de trabajo. Las últimas tres semanas del programa los estudiantes tienen que asistir presencialmente a la universidad para la formación práctica específica y la evaluación. Aquellos alumnos que hayan adquirido las competencias vuelven a sus lugares de trabajo, de este modo el instructor puede concentrarse más en aquellos alumnos que necesitan adquirir más experiencia.

La asociación con la industria le permite a la universidad trabajar con “expertos” en el lugar de trabajo, lo que es fundamental para este programa semipresencial, y es particularmente útil cuando hay una gran escasez de mano de obra especializada, de esta manera se ayuda a los trabajadores no calificados avanzar hasta el nivel de pleno dominio del oficio.

3.5.5 Fortalezas y debilidades

Las principales ventajas de un modelo de enseñanza basado en pasantías se pueden resumir así:

  • la enseñanza y el aprendizaje están profundamente inmersos en contextos complejos y muy variables, lo que permite una rápida adaptación a las condiciones del mundo real;
  • hace un uso eficiente del tiempo de los expertos, que se puedan integrar a la enseñanza dentro de su rutina de trabajo cotidiano;
  • proporciona a los alumnos modelos y objetivos claros a alcanzar;
  • forma a los alumnos en los valores y las normas de la profesión.

Por otro lado, hay algunas limitaciones serias con el enfoque de pasantías, especialmente en la preparación para la enseñanza universitaria:

  • mucho del conocimiento del experto es tácito, en parte porque su experticia se construye lentamente a través de un amplio rango de actividades;
  • los expertos tiene dificultad para expresar conscientemente o verbalmente el esquema o conocimiento profundo que han construido y lo toman por sabido, dejando que los alumnos adivinen lo que se espera de ellos para tornarse en expertos;
  • los expertos generalmente confían en el modelado con la esperanza de que los alumnos adquieran ese conocimiento y competencias sólo mirando al experto en acción, y sin seguir las etapas que garantizan que el modelo de pasantía sea exitoso;
  • es un número limitado de alumnos que pueden ser guiados por un experto, ya que los expertos están muy ocupados aplicando su experticia en condiciones muy demandantes que le dejan muy poco tiempo libre para dedicar a las necesidades de un aprendiz novato;
  • los programas de pasantía tradicional y vocacional tienen una alta tasa de deserción: por ejemplo, en British Columbia, más del 60 % de los que entran a los programas presenciales vocacionales abandonan antes de finalizar el programa. Como resultado, hay un gran número de expertos con experiencia que no son certificados, que han detenido el desarrollo de sus carreras y su desarrollo económico, especialmente cuando hay una escasez de trabajadores especializados calificados;
  • en las áreas o puestos que sufren cambios, el modelo del aprendiz puede retrasar el proceso de adaptación y modificación de los métodos de trabajo debido a la prevalencia de los valores y las normas transmitidas por el “experto” que ya no son relevantes en las nuevas condiciones de trabajo. Esta limitación del modelo se puede ver claramente en la educación postsecundaria, donde los valores y las normas en torno a la enseñanza tradicional está cada vez más en conflicto con las fuerzas externas, como las nuevas tecnologías y la masificación de la educación superior.

Sin embargo, el modelo de pasantías, cuando se aplica de manera sistemática, es muy útil para la enseñanza en contextos de alta complejidad.

Actividad 3.5 Las pasantías en la enseñanza universitaria

  1. ¿Está de acuerdo que aprender a enseñar en una universidad depende principalmente del modelo de pasantías? ¿De qué manera se asemeja y se diferencia de una pasantía? ¿De qué manera se podría mejorar?
  2. ¿Está de acuerdo o en desacuerdo con que algunos elementos de la pasantía podrían funcionar bien tanto online como presencialmente? Si es así, ¿cuáles serían?
  3. Si usted es tutor de pasantes, ¿cree que esta sección describe adecuadamente el modelo de pasantías? Si no es así, ¿qué se ha omitido?

 

Referencias

Pratt, D. and Johnson, J. (1998) “The Apprenticeship Perspective: Modelling Ways of Being” in Pratt, D. (ed.) Five Perspectives on Teaching in Adult and Higher Education Malabar FL: Krieger Publishing Company

Schön, D. (1983) The Reflective Practitioner: How Professionals Think in Action New York: Basic Books

Comments are closed.