Capítulo 3: Métodos de enseñanza presencial

3.8 Principales conclusiones

3.8.1 Relacionando epistemología, teorías de aprendizaje y métodos de enseñanza

3.8.1.1 El pragmatismo supera a la ideología en la educación

Aunque hay una relación directa entre un método de enseñanza, una teoría de aprendizaje y una posición epistemológica, no siempre se combinan. Es muy tentador armar una tabla y relacionar prolijamente cada método de enseñanza con una teoría de aprendizaje en particular y cada teoría con una epistemología particular, pero desafortunadamente la educación no es tan ordenada como la informática, por lo que sería un error tratar de hacer una clasificación ontológica directa. Por ejemplo, una clase magistral transmisiva podría estar estructurada de modo de favorecer a un enfoque más cognitivista que conductista, o una conferencia podría combinar varios elementos, tales como la transmisión de la información, aprender haciendo, y debate.

Los puristas pueden argumentar que es lógicamente inconsistente para un profesor usar métodos que cruzan las fronteras epistemológicas (y De hecho puede ser confuso para los estudiantes) pero la enseñanza es esencialmente una profesión pragmática y los profesores van a hacer lo que sea necesario para alcanzar ese objetivo. Si los estudiantes necesitan aprender hechos, principios, procedimientos, estándares o formas de hacer las cosas, antes de comenzar un debate, o antes de comenzar a resolver problemas, el profesor bien podría considerar los métodos conductistas para sentar esas bases antes de aplicar enfoques constructivistas más tarde en un curso o programa.

3.8.1.2 Los métodos de enseñanza no están determinados por la tecnología

En segundo lugar, las aplicaciones tecnológicas como los MOOC o las conferencias grabadas pueden replicar exactamente un método de enseñanza en particular o un enfoque utilizado en el aula. Los métodos de enseñanza, las teorías del aprendizaje y las epistemologías son independientes de una tecnología o un medio en particular, aunque veremos en los capítulos 8, 9 y 10 que las tecnologías pueden ser utilizadas para transformar la enseñanza, y una tecnología en particular puede requerir en algunos casos más de un método de enseñanza que de otros, dependiendo de las características únicas o affordances de esa tecnología.

Por lo tanto, los docentes que son conscientes no sólo de diversos métodos de enseñanza, sino también de las teorías del aprendizaje y su fundamento epistemológico estarán en una mejor posición para tomar decisiones adecuadas sobre cómo enseñar en un contexto particular. Además, como veremos más adelante, teniendo este tipo de comprensión también se facilita la elección adecuada de la tecnología para una tarea de aprendizaje o contexto particular.

 3.8.2 Relación entre los métodos de enseñanza, el conocimiento y las competencias necesarias en la era digital

El propósito principal de este capítulo ha sido permitir al docente identificar los métodos de enseñanza en el aula que son más aptos para propiciar el desarrollo de los conocimientos y competencias que los estudiantes necesitarán en la era digital. Todavía nos queda un camino por recorrer antes de que tengamos toda la información y las herramientas necesarias para tomar esta decisión, pero sí ya tenemos un avance que nos permite reconocer que estas decisiones dependerán de diversos factores, como las características de los estudiantes, de sus conocimientos y experiencias previas, las demandas de un tema en particular, el contexto institucional en el que profesores y alumnos se encuentran, y el potencial contexto laboral de los alumnos.

En primer lugar, podemos identificar un número de diferentes tipos de competencias necesarias:

  • competencias conceptuales, como la gestión del conocimiento, el pensamiento crítico, análisis, síntesis, resolución de problemas, la creatividad/innovación, el diseño experiencial;
  • competencias para el desarrollo personal como el aprendizaje autónomo, las competencias de comunicación, ética, trabajo en red, responsabilidad y trabajo en equipo;
  • competencias digitales, propias o relacionadas a un tema en particular o dominio profesional;
  • competencias manuales y prácticas, tales como la operación de una máquina o equipamiento, procedimientos de seguridad, observación y reconocimiento de datos, patrones, y factores espaciales.

También podemos identificar que en términos de contenido, necesitamos métodos de enseñanza que permitan a los estudiantes gestionar la información o el conocimiento, en lugar de métodos que simplemente transmiten información a los estudiantes.

Hay varios puntos claves que un profesor o instructor debe tener en cuenta:

  • el profesor necesita identificar y reconocer las competencias que desea que desarrollen sus estudiantes;
  • las competencias no se pueden individualizar tan fácilmente ya que tienden a estar relacionadas al contexto de aplicación u otras veces integradas;
  • el profesor debe identificar los métodos adecuados y los contextos que le permitirán a sus alumnos desarrollar esas competencias;
  • los estudiantes necesitan oportunidades de práctica para desarrollar tales competencias;
  • los estudiantes necesitan la evaluación y la intervención del docente y de otros estudiantes para asegurar el dominio avanzado o experto de la competencia;
  • las estrategias de evaluación deben reconocer y recompensar el desarrollo y el dominio de tales competencias.

En la era digital, elegir un método de enseñanza en particular no va a ser suficiente. Es improbable que sólo un método, como la clase magistral o los seminarios o las pasantías puedan proporcionar el entorno de aprendizaje para desarrollar diversas competencias en el contexto de un área temática, sino que es necesario también proporcionar un entorno para que los estudiantes desarrollen tales competencias de relevancia para el contexto, y con oportunidades para la práctica, la discusión y la retroalimentación. Como resultado, es probable que combinemos diferentes métodos de enseñanza.

En segundo lugar, este capítulo se ha centrado principalmente en los enfoques basados en la clase presencial. En el siguiente capítulo se examinarán diversos métodos de enseñanza que incorporan las tecnologías digitales/online. Por lo tanto, sería absurdo en esta etapa decir que sólo un método es el mejor método para desarrollar el conocimiento y las competencias necesarias en la era digital. Al mismo tiempo, se hacen evidentes las limitaciones de algunos métodos, como las clases magistrales, especialmente si se utilizan como el principal método para la enseñanza.

 

Ideas Claves

Esta lista de métodos de enseñanza presencial no pretende ser exhaustiva o completa. El objetivo es mostrar que hay muchas maneras diferentes de enseñar, y todos son de algún modo legítimas en determinadas circunstancias. La mayoría de los instructores mezclan y combinan diferentes métodos, dependiendo de las necesidades tanto del área temática y las necesidades de sus estudiantes en un momento determinado. Sin embargo, algunas conclusiones básicas se pueden extraer de este examen comparativo de diferentes enfoques de la enseñanza.

  1. Es muy probable que ningún método cumpla con todos los requisitos que los profesores enfrentan en la era digital.
  2. Sin embargo, algunas formas de enseñanza propician más el desarrollo de las competencias necesarias en la era digital. En particular, los métodos que se centran en el desarrollo conceptual, como el diálogo y la discusión, la gestión del conocimiento (en lugar de la transmisión de la información), y el aprendizaje experiencial en contextos del mundo real, son los métodos con más probabilidades de desarrollar las competencias conceptuales de orden superior requeridas en la era digital.
  3. En contextos de alta especialidad y complejidad no sólo se necesitan competencias conceptuales sino una combinación de varias competencias como las conceptuales, prácticas, personales y sociales. A su vez, esto implica la combinación de diversos métodos de enseñanza.
  4. Casi todos estos métodos de enseñanza son dependientes de los medios de comunicación o la tecnología. En otras palabras, se pueden utilizar en la clase presencial u online. Lo que importa desde la perspectiva del aprendizaje no es tanto la elección de la tecnología sino la eficacia y la experiencia en la elección y la correcta aplicación del método de enseñanza.
  5. Sin embargo, como veremos en el siguiente capítulo las nuevas tecnologías ofrecen nuevas posibilidades para la enseñanza, que incluyen mayor aplicación práctica y más flexibilidad horaria para llegar a nuevos grupos y aumentar la productividad de los profesores y del sistema en su conjunto.

Comments are closed.