Capítulo 4: Métodos de enseñanza online

4.2 Vino añejo en botellas nuevas: aprendizaje online como en el aula presencial

4.2 Vino añejo en botellas nuevas: aprendizaje online como en el aula presencial

Comenzamos con los métodos de enseñanza en el aula que se han trasladado en un formato tecnológico con pocos cambios a los principios generales del diseño. Voy a decir que se trata esencialmente de antiguos diseños en botellas nuevas.

4.2.1 Las clases grabadas

El sistema de grabación de un aula magistral o conferencia fue originalmente diseñado para mejorar el modelo de aula, poniendo a disposición online las clases o conferencias grabadas para que los estudiantes regulares puedan verlas en cualquier momento, en otras palabras, una ayuda para la preparación o revisión de una clase.

Figura 4.2.1. Una clase magistral en el MIT grabada y puesta a disposición a través del MIT OpenCourseWare. Haga clic en la imagen para ver la conferencia.

El aula invertida, que se inicia con la grabación de una clase que los estudiantes tienen que ver por su cuenta, seguida de un debate en clase es un intento de aprovechar su potencial, pero el mayor impacto ha sido el uso de la grabación de clases para los cursos “de instrucción” abiertos masivos y online (xMOOC) como los que ofrece Coursera, Udacity y edx. Sin embargo, incluso este tipo de MOOC es realmente un modelo básico de diseño del aula. La principal diferencia con un MOOC es que el aula está abierta a cualquier persona (como también lo están muchas clases de la universidad), además los MOOC están disponibles para un número ilimitado de asistentes a distancia. Estas son diferencias importantes. Sin embargo, el diseño de la enseñanza no ha cambiado mucho, aunque las grabaciones de clases tienden a tener menor duración, en parte como resultado de la investigación sobre los MOOC.

4.2.2 Cursos que utilizan sistemas de gestión de aprendizaje

Los sistemas de gestión de aprendizaje o entornos virtuales de aprendizaje (LMS o LMS) son programas de software que permiten a los profesores y estudiantes ingresar a un entorno de aprendizaje online protegido por contraseña. La mayoría de los sistemas de gestión de aprendizaje, tales como Blackboard, Desire2Learn y Moodle, son de hecho utilizados para replicar un modelo de diseño del aula. El aula se puede organizar por unidades o módulos semanales, el instructor puede seleccionar y presentar el material a todos los estudiantes en la clase, al mismo tiempo, una clase con muchos matriculados puede dividirse en pequeñas secciones con sus propios instructores, hay oportunidades para la discusión (online), los estudiantes pueden ver los materiales más o menos al mismo ritmo, y la evaluación es por medio de pruebas o ensayos de fin de curso.

Figura 4.2.1 Una captura de pantalla del LMS Blackboard Connect de la University of British Columbia

Las principales diferencias de diseño son que el contenido se transmite principalmente en formato textual en lugar de oral (aunque cada vez más se están integrando el video y el audio en los sistemas LMS), la discusión online es principalmente asincrónica en lugar de sincrónica, y el contenido del curso está disponible en cualquier momento y desde cualquier lugar con una conexión a Internet. Estas son diferencias importantes con el aula física o presencial, y los profesores e instructores calificados puede modificar o adaptar los sistemas LMS para satisfacer las diferentes necesidades de la enseñanza o del aprendizaje (como se puede hacer en las aulas físicas), pero el criterio o marco básico de organización del LMS sigue siendo el mismo que en la clase física.

Sin embargo, el LMS representa un avance frente a los diseños online que consisten en subir a Internet los videos de grabaciones de clases o copias en PDF de las presentaciones Powerpoint utilizadas lamentablemente, como todavía sucede, en muchos programas online. Dada la flexibilidad en el diseño del entorno es posible utilizarlo en formas que rompan con el modelo tradicional de aula, lo que es muy importante, ya que un buen diseño online debe tener en cuenta las necesidades especiales de los alumnos online, por lo que el diseño tiene que ser diferente del modelo de aula.

4.2.3 Las limitaciones del modelo de diseño del aula para el aprendizaje online

El vino añejo puede ser un buen vino, aunque la botella sea nueva o no lo sea. Lo que importa es si el diseño del aula responde a las necesidades cambiantes de la era digital. Sin embargo, con sólo añadir tecnología a esta mezcla, o trasladar el mismo diseño al entorno online, no se logra automáticamente la adaptación a las nuevas necesidades.

Por lo tanto, es importante prestar atención al diseño que constituye la característica educativa de las nuevas tecnologías, porque a menos que el diseño cambie significativamente para aprovechar el potencial de la tecnología, el resultado probablemente sea inferior al modelo de la clase física que intenta emular. En consecuencia, si la nueva tecnología como las clases grabadas y los cuestionarios basados en opciones múltiples en un MOOC dan como resultado que los alumnos memoricen más o aprender más contenido, puede que no sea suficiente para alcanzar las competencias de orden superior necesarias en la era digital.

Limitarse a incorporar tecnología al diseño del aula es un segundo peligro que sólo derivará en un aumento de los costos, tanto en términos de tecnología y de tiempo de los instructores, sin cambiar los resultados.

Sin embargo, la razón más importante es que los estudiantes que estudian online están en un entorno de aprendizaje o contexto diferente que los alumnos que aprenden en un aula tradicional y el diseño debe tenerlo en cuenta. Se retomará con más detalle este tema en próximos capítulos de este libro.

La educación no es una excepción del fenómeno de las nuevas tecnologías que se utilizan inicialmente para reproducir modelos de diseño antiguos en lugar de encontrar su potencial propio. Sin embargo, se deben realizar cambios en el modelo de diseño de base, si se desea explotar el potencial de las nuevas tecnologías en la educación.

 

Actividad 4.2 Hacía la modalidad online

  1. ¿Está de acuerdo que el modelo de diseño del aula es un producto del siglo XIX y tiene que cambiar para la enseñanza en la era digital? O ¿el modelo de aula es lo suficientemente flexible para aplicarse en estos tiempos?
  2. ¿Está de acuerdo en que los cursos que utilizan los sistemas LMS son básicamente un modelo de aula distribuido online, o son un modelo de diseño único en sí mismo? Si es así, ¿qué los hace únicos?
  3. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de presentar una clase o conferencia de 50 minutos en cinco bloques de 10 minutos? ¿Diría que es un cambio de diseño importante? Si es así, ¿qué hace que sea significativo?

Comments are closed.