Capítulo 4: Métodos de enseñanza online

4.3 El modelo ADDIE

4.3 El modelo ADDIE

La otra influencia original en el diseño de la enseñanza online viene de la formación militar y la educación a distancia.

4.3.1 ¿Qué es ADDIE?

Se han escrito muchos libros sobre el modelo ADDIE (ver, por ejemplo, Morrison, 2010; Dick y Carey, 2004). ADDIE significa:

 Analizar

  • identificar todas las variables que deben tenerse en cuenta al diseñar el curso, tales como las características del alumno, el conocimiento previo de los alumnos, los recursos disponibles, etc. Esta etapa es similar a describir el entorno de aprendizaje como se indica en el Anexo 1 de este libro;

 Diseñar

  • esta etapa se centra en la identificación de los objetivos de aprendizaje para el curso y cómo se crearán y diseñarán los materiales (por ejemplo, puede incluir la descripción de las áreas de contenido que se deben incluir y el guión gráfico que defina qué contenidos se presentarán en formato de texto, audio y video y en qué orden), y decidir sobre la elección y el uso de la tecnología, como un LMS, video o medio social;

 Desarrollar

  • la creación de contenidos, que incluye la decisión si será tercerizado, la tramitación de los derechos de autor para los materiales de terceros, la carga de contenido en un sitio web o LMS, etc.

 Implementar

  • se refiere a la modalidad de distribución del curso, que incluye cualquier formación previa o capacitación del personal que brinda apoyo al estudiante, y evaluación de los alumnos;

 Evaluar

  • la retroalimentación y los datos se analizan para identificar las áreas que requieren mejoras y que se considerarán en el diseño, desarrollo y puesta en práctica de la siguiente edición del curso.
Figura 4.3.1 El modelo ADDIE. Esta es una infografía interactiva. Para ver más detalles sobre cada una de las cinco etapas, haga clic en cada etapa en el gráfico

4.3.2 ¿Cuándo se utiliza ADDIE?

Este es un modelo de diseño utilizado por muchos diseñadores instruccionales profesionales para la enseñanza basada en la tecnología. ADDIE ha sido casi un estándar para los programas de educación a distancia de alta calidad desarrollados por profesionales, ya sea online o impresos. También es muy utilizada en la formación corporativa. Hay muchas variantes de este modelo (mi favorito es “PADDIE”, que incluye la planificación y/o preparación al comienzo) El modelo se aplica principalmente de forma iterativa, con la evaluación que lleva al análisis nuevamente y a las modificaciones de diseño y desarrollo. Una de las razones para el uso generalizado del modelo ADDIE es que es extremadamente valioso para diseños de enseñanza complejos. Las raíces de ADDIE se remontan a la Segunda Guerra Mundial y derivan del diseño del sistema, que fue desarrollado para gestionar los complejos desembarcos de Normandía.

Muchas universidades abiertas, tales como la Open University del Reino Unido y la OU de los Países Bajos, Athabasca University y Thompson Rivers Open University en Canadá, todavía hacen un uso intensivo de ADDIE para gestionar el diseño de cursos de educación a distancia multimedia complejos. Cuando la OU del Reino Unido OU comenzó sus actividades en 1971 con una matrícula inicial de 20.000, utilizó la radio, la televisión y los módulos impresos especialmente diseñados, libros de texto que reunían los artículos de investigación en forma de lecturas seleccionadas que eran enviadas por correo a los estudiantes y a grupos de estudio regionales, con equipos de casi 20 académicos, productores de medios y personal técnico que desarrollaban los cursos, y con un ejército de profesores y consejeros regionales de alto nivel encargados de la distribución y el soporte a los alumnos. La creación y distribución de sus primeros cursos en los dos años de haber recibido su carta habrían sido imposibles sin un diseño instruccional sistemático, y en 2014, con más de 200.000 estudiantes, la OU continuaba utilizando un sólido modelo de diseño instruccional.

Aunque el diseño instruccional ADDIE se originó en los EE.UU., el éxito de la Open University del Reino Unido en el desarrollo de los materiales de aprendizaje de alta calidad influenció en muchas más instituciones que ofrecían educación a distancia en una escala mucho menor para adoptar el modelo ADDIE. De una manera más modesta, lo hacían con un sólo instructor trabajando en conjunto con un diseñador instruccional. Como los cursos de educación a distancia se desarrollaban cada vez más online, el modelo ADDIE continuó, y ahora está siendo utilizado por los diseñadores instruccionales de muchas instituciones para el rediseño de las clases magistrales masivas, el aprendizaje híbrido, y para los cursos totalmente online.

4.3.3 ¿Cuáles son los beneficios de ADDIE?

Una de las razones por las que ha tenido tanto éxito es que está fuertemente asociado con el diseño de buena calidad, con objetivos claros de aprendizaje, contenidos cuidadosamente estructurados, cargas de trabajo controladas para profesores y estudiantes, la integración de diversos medios, actividades relevantes para los estudiantiles y la evaluación ligada a los resultados de aprendizaje deseados. Estos principios de diseño pueden aplicarse con o sin el modelo ADDIE. Sin embargo, ADDIE es un modelo que permite identificar estos principios de diseño para aplicarlos de manera sistemática y exhaustiva. También es una herramienta de gestión muy útil, que permite diseñar y desarrollar un gran número de cursos a un alto estándar de calidad.

4.3.4 ¿Cuáles son las limitaciones de ADDIE?

El enfoque ADDIE se puede utilizar con proyectos de enseñanza de cualquier tamaño, pero funciona mejor con proyectos grandes y complejos. Aplicado a los cursos con números pequeños de estudiantes y un diseño deliberadamente simple o tradicional en el aula, se convierte en una alternativa cara y posiblemente redundante, aunque no hay nada que impida a un profesor seguir esta estrategia al diseñar y ofrecer un curso.

Un segundo punto débil es que el modelo ADDIE es lo que podría llamarse “front-end ya que se centra en el diseño y el desarrollo de contenidos, pero no presta tanta atención a la interacción entre profesores y estudiantes durante la realización de los cursos. Por lo tanto, ha sido criticado por los constructivistas por no prestar suficiente atención a la interacción alumno-instructor, y por privilegiar un enfoque más conductista de la enseñanza.

Otra crítica es que mientras que las cinco etapas se describen razonablemente bien en la mayoría de las descripciones del modelo, el modelo no proporciona orientación sobre cómo tomar decisiones dentro de ese marco. Por ejemplo, no proporciona lineamientos o procedimientos para decidir la forma de elegir entre diferentes tecnologías, o qué estrategias de evaluación utilizar. Los instructores tienen que ir más allá del marco ADDIE para tomar estas decisiones.

La aplicación entusiasta del modelo ADDIE puede y ha dado lugar a etapas de diseño excesivamente complejas, con muchas categorías diferentes de trabajadores (profesores, diseñadores instruccionales, editores, diseñadores de páginas web) y consecuentemente una gran carga de trabajo, lo que resulta en cursos que pueden precisar hasta dos años desde su aprobación inicial a la entrega real. Cuanto más complejo sea el diseño y la gestión de la infraestructura, más oportunidades hay para que el proyecto sea oneroso y con sobrecostos.

Mi principal crítica es que el modelo es demasiado inflexible para la era digital. ¿Cómo puede un profesor responder al desarrollo de nuevos contenidos rápidamente, a la incorporación de nuevas tecnologías o apps diariamente, al alumnado en constante cambio? Aunque el modelo ADDIE nos ha servido bien en el pasado, y proporciona una buena base para el diseño de la enseñanza y el aprendizaje, puede ser demasiado pre-determinado, lineal y poco flexible para manejar contextos de aprendizaje más volátiles. Se verán modelos más flexibles para el diseño en la Sección 4.7.

 

Actividad 4.3 Usando el modelo ADDIE

  1. Considere uno de sus actuales cursos. ¿Cuántas de las etapas del modelo ADDIE consideró para su diseño? Si se ha salteado alguna de esas etapas, ¿cree que el curso podría haber sido mejor si se hubieran incluido esas etapas? Dada la cantidad de trabajo necesario en cada una de las etapas, ¿cree que los resultados valen la pena el esfuerzo?
  2. Si usted está pensando en el diseño de un nuevo curso, utilice la infografía “Aprendizaje Flexible de Australia” para trabajar sobre las cuatro etapas de análisis que se recomiendan (probablemente sea mejor iniciar en la infografía directamente). ¿Ha sido útil? Si es así, es posible que desee continuar con los otros pasos recomendados.
  3. Si ya ha utilizado anteriormente el modelo ADDIE, ¿está conforme con el modelo? ¿Está de acuerdo con mis críticas? ¿Es lo suficientemente flexible para el contexto en el que está trabajando?

Si desea compartir los resultados de esta actividad, por favor, utilice el cuadro de comentarios a continuación, para ver otras respuestas.

 

Referencias

 Dick, W., and Carey, L. (2004). The Systematic Design of Instruction. Allyn & Bacon; 6 edition Allyn & Bacon

Morrison, Gary R. (2010) Designing Effective Instruction, 6th Edition. New York: John Wiley & Sons

Comments are closed.