Capítulo 4: Métodos de enseñanza online

4.5 El aprendizaje basado en competencias

 4.5 El aprendizaje basado en competencias

Figura 4.5.1 Competencias en el curso de e-Commerce, Capella University

 4.5.1 ¿Qué es el aprendizaje basado en competencias?

El aprendizaje basado en competencias comienza con la identificación de las destrezas, habilidades y actitudes o competencias específicas. Los estudiantes pueden alcanzar el dominio de esas competencias a su propio ritmo, por lo general con el apoyo de un tutor. Pueden desarrollar sólo las destrezas o habilidades que sienten que necesitan (por la que recibirán una “insignia” o algún tipo de reconocimiento validado), o se puede combinar toda una serie de competencias en un programa completo, como un certificado, diploma o título.

Los estudiantes trabajan de forma individual, por lo general online, en lugar de en cohortes. Si pueden demostrar que ya tienen el dominio de una competencia o habilidad en particular, a través de una prueba o algún tipo de evaluación del conocimiento previo, podrán pasar al siguiente nivel de competencia sin tener que realizar un curso. El enfoque basado en competencias intenta romper con el modelo de aula regular, donde los alumnos cursan la misma asignatura al mismo ritmo en una misma cohorte con otros compañeros de estudios.

El valor del aprendizaje basado en competencias es obvio cuando se desea desarrollar destrezas prácticas o vocacionales, pero este enfoque también se utiliza cada vez para desarrollar competencias más abstractas o académicas, y a veces junto con otros cursos o programas que se realizan en una cohorte.

4.5.2 ¿Quién utiliza el aprendizaje basado en competencias?

 La Western Governors University en los EE.UU., con cerca de 40.000 estudiantes, ha sido pionera en el aprendizaje basado en competencias, pero con el apoyo reciente del Departamento Federal de Educación, el aprendizaje basado en competencias logró expandirse rápidamente en los EE.UU. Otras instituciones hacen uso intensivo del enfoque en el sur Southern New Hampshire Universitya través de su College of America diseñado especialmente para la educación de adultos y sus empleados Northern Arizona University y Capella University.

El aprendizaje basado en competencias es particularmente adecuado para los estudiantes adultos con experiencia de vida que pueden haber desarrollado competencias, destrezas y habilidades sin educación o capacitación formal, para quienes empezaron y abandonaron la escuela o la universidad y desean volver a un estudio formal, pero quieren que su reconozcan sus estudios previos, o para aquellos alumnos que desean desarrollar destrezas específicas, pero no desean completar un programa de estudios. El aprendizaje basado en competencias puede ser distribuido a través de clases presenciales pero cada vez más se ofrece totalmente online, debido a que muchos estudiantes que toman este tipo de programas ya están trabajando o buscando trabajo.

4.5.3 El diseño del aprendizaje basado en competencias

Existen varios enfoques, pero el modelo de Western Governors ilustra muchos de los pasos claves.

4.5.3.1 Definición de las competencias

Una característica de la mayoría de los programas basados ​​en competencias es la asociación entre los empleadores y los educadores para identificar las competencias que se requieren, al menos las de orden superior. Algunas de las competencias descritas en el Capítulo 1, tales como la resolución de problemas o el pensamiento crítico, se pueden considerar de orden superior, pero el aprendizaje basado en competencias trata de romper los objetivos abstractos o vagos en competencias específicas y medibles.

Por ejemplo, en la Western Governors University (WGU) el Consejo de la Universidad define un conjunto de competencias de orden superior para cada carrera y luego un equipo de expertos en la materia toma diez de las competencias de orden superior para un programa en particular y las descompone en 30 competencias más específicas, alrededor de las cuales se desarrollan los cursos online con el fin de lograr el dominio de cada competencia. Las competencias se basan en lo que se supone que los graduados deben conocer en sus puestos de trabajo o en el ejercicio de su profesión. Las evaluaciones están diseñadas específicamente para identificar el dominio de cada competencia; por lo tanto los estudiantes reciben una calificación aprobado/no aprobado. Se otorga el título cuando se alcanzan con éxito todas las 30 competencias específicas.

Definir las competencias que respondan a las necesidades de los estudiantes y los empleadores en un orden progresivo (una competencia se basa en las competencias anteriores y conduce a competencias más avanzadas) y coherente (la suma de todas las competencias produce un graduado con todos los conocimientos y competencias requeridas en su área o profesión) es quizás la parte más importante y más difícil del aprendizaje basado en competencias.

4.5.3.2 Diseño de un curso y un programa

En la WGU, los expertos disciplinares de la universidad son quienes crean los cursos, seleccionando contenidos online existentes de terceros y/o recursos como el e-book, libro de texto electrónico a través de convenios con los editores. Cada vez más se utilizan recursos educativos abiertos. La WGU no utiliza un sistema de gestión del aprendizaje, sino un portal especialmente diseñado para cada curso. Los libros de texto electrónicos o e-textbook se ofrecen a los estudiantes sin costo adicional, gracias a los convenios de la WGU con las editoriales. Los cursos no son optativos, sino que son cursos pre-determinados. Los estudiantes se matriculan por mes y trabajan sobre cada competencia a su propio ritmo.

Los estudiantes que ya poseen competencias pueden avanzar en la carrera más rápidamente de dos formas: transfiriendo créditos de estudios previos en las áreas que corresponda (por ejemplo, enseñanza general, redacción); o rindiendo exámenes cuando sienten que están listos.

4.5.3.3 Apoyo al estudiante

Varía de institución a institución. En la actualidad, la WGU emplea aproximadamente a 750 profesores para cumplir la función de tutores. Hay dos tipos de tutores: tutores de los “estudiantes” y tutores del “curso”. Los tutores de estudiantes están formados en el área temática generalmente con buenas calificaciones, ofrecen por lo menos dos veces por semana el contacto telefónico en función de las necesidades del estudiante a lo largo de los cursos, y son su principal contacto. Un tutor es responsable de aproximadamente 85 estudiantes. Los estudiantes comienzan el primer día de clases con un tutor y continúan con él hasta el día de su graduación. Los tutores ayudan a los alumnos a definir y mantener el ritmo de estudio adecuado y ofrecen ayuda cuando el alumno tiene dificultades.

Los tutores del curso están más altamente calificados, por lo general con un doctorado, y proporcionan apoyo adicional a los estudiantes cuando es necesario. Los tutores están disponibles para 200-400 estudiantes a la vez, dependiendo de la exigencia del tema.

Los estudiantes pueden ponerse en contacto ya sea con los tutores de estudiantes o tutores del curso en cualquier momento (acceso ilimitado) y se espera que los tutores respondan a todos los llamados en los días hábiles. Los tutores son de dedicación exclusiva pero trabajan en horario flexible, por lo general desde casa. Los tutores reciben razonablemente buena remuneración, y reciben formación para ser tutores.

4.5.3.4 Evaluación

La WGU evalúa a través de la presentación de redacciones, portafolios, proyectos, el rendimiento del estudiante y las tareas de corrección automática según corresponda con rúbricas detalladas. Las evaluaciones se presentan online y si requieren la evaluación humana, se asignan al azar evaluadores expertos (especialistas en la materia y capacitados por WGU) para calificar los trabajos como aprobado/no aprobado. Si los estudiantes desaprueban los evaluadores indicarán en que área no alcanzaron el dominio de la competencia. Los estudiantes pueden realizar la evaluación nuevamente en caso necesario.

Figura 4.5.3: Supervisión remota de exámenes: los estudiantes han instalado dos cámaras en su habitación

Los estudiantes deben rendir dos exámenes, uno formativo (de evaluación previa) y otro sumativo (supervisado). La WGU supervisa los exámenes online, es decir que les permite a los estudiantes rendir un examen desde casa monitoreados por video, utilizando la tecnología de reconocimiento facial para constatar que es el estudiante matriculado. En áreas tales como la enseñanza y la salud, las prácticas o el rendimiento del estudiante son evaluadas in situ por profesionales (profesores, enfermeras).

Figura 4.5.4 Transcripción de un ejemplo de evaluación de la Northern Arizona University

4.5.4 Fortalezas y debilidades

Los defensores han identificado diversas fortalezas en el enfoque de aprendizaje basado en competencias:

  • cumple con las necesidades inmediatas de las profesiones y oficios; si los estudiantes ya están empleados, reciben formación dentro de la empresa, o si están desempleados tienen más probabilidades de ser empleados, una vez formados;
  • permite a los estudiantes con compromisos laborales o familiares estudiar a su propio ritmo;
  • permite a algunos estudiantes acelerar el tiempo de finalización de una carrera al reconocer su formación previa;
  • proporciona apoyo individualizado a los estudiante y también ayuda de los tutores;
  • tiene aranceles asequibles (US $ 6.000 por año en WGU) y los programas se pueden auto-financiar con los ingresos por matriculación, ya que WGU utiliza cada vez más materiales de estudio ya existentes y recursos educativos abiertos;
  • tiene reconocimiento de las instituciones de préstamos federales y ayudas al estudio en los EE.UU.;

En consecuencia, las instituciones como WGU, University of Southern New Hampshire, y Northern Arizona University implementan el enfoque basado en competencias, con una matriculación anual con un creciemiento anual en el rango del 30-40 %.

Su principal debilidad es que funciona bien en algunos entornos de aprendizaje y menos en otros. En particular:

  • se centra más en las necesidades inmediatas del empleador y menos en la preparación de los alumnos para enfrentar con flexibilidad situaciones futuras inciertas;
  • no se ajusta a áreas temáticas en las que es difícil establecer competencias específicas o en áreas que no se requiere adaptarse rápidamente a nuevas competencias y nuevos conocimientos;
  • adopta un enfoque objetivista del aprendizaje; los constructivistas argumentan que las competencias no están presentes o ausentes (aprobadas o desaprobadas), sino que pueden alcanzarse en un amplio rango de rendimiento y continuar desarrollándose con el tiempo;
  • no tiene en cuenta la importancia del aprendizaje social;
  • no se adapta a los estilos de aprendizaje preferidos de los estudiantes.

4.5.5 En conclusión

El aprendizaje basado en competencias es un enfoque relativamente nuevo para el diseño del aprendizaje que está resultando cada vez más popular entre los empleadores y cierto tipo de estudiantes como los adultos que buscan capacitarse en alguna destreza o habilidad o buscan puestos de trabajo de nivel medio que requieren competencias fácilmente identificables. No se ajusta a todos los tipos de estudiantes y puede ser limitado para desarrollar competencias de orden superior como el conocimiento más abstracto y competencias que requieren creatividad, alto nivel de resolución de problemas, toma de decisiones y pensamiento crítico.

 

Actividad 4.5 ¿Está pensando en la educación basada en competencias?

  1. ¿Qué factores pueden influir en la adopción de un enfoque basado en competencias para la enseñanza? ¿Puede describir un escenario en el que se podría implementar este enfoque de manera efectiva?
  2. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los estudiantes que estudian individualmente en lugar de en una cohorte? ¿Qué competencias son las que no podrá adquirir estudiando solo?
  3. ¿Un instructor individualmente puede implementar el enfoque basado en competencias? ¿Qué apoyo institucional sería necesario para que este enfoque funcione?

 

Otras lecturas

En el momento que escribo este libro, hay relativamente poca literatura y aún menos investigación sobre el aprendizaje basado en competencias en comparación con la mayoría de otros métodos de enseñanza. También es un área que ha evolucionado recientemente de otros enfoques más orientados a la capacitación. Sugiero a continuación las publicaciones más recientes, especialmente para quienes quieren profundizar en esta área:

Book, P. (2014) All Hands on Deck: Ten Lessons form Early Adopters of Competency-based Education Boulder CO: WCET

Cañado, P. and Luisa, M. (eds.) (2013) Competency-based Language Teaching in Higher Education New York: Springer

Rothwell, W. and Graber, J. (2010) Competency-Based Training Basics Alexandria VA: ADST

Weise, M. (2014) Got Skills? Why Online Competency-Based Education Is the Disruptive Innovation for Higher Education EDUCAUSE Review, November 10

The Southern Regional Educational Board in the USA has a comprehensive Competency-based Learning Bibliography

Comments are closed.