Capítulo 8: Elección y uso de medios de comunicación en la educación – el modelo SECTIONS

8.4 Costos

Figura 8.4.1 Costo total de un curso de maestría totalmente online a lo largo de 7 años (de Bates y Sangrà, 2011)

8.4.1 Una revolución en los medios de comunicación

Hasta hace sólo diez años, el costo era un elemento definitorio en la elección de la tecnología (Hülsmann, 2000, 2003; Rumble, 2001; Bates, 2005). Por ejemplo, con fines educativos, el audio (conferencias, radio, audio-casetes) era mucho más barato que la impresión, que en cambio era mucho más barata que la mayoría de las formas de aprendizaje asistidas por tecnología, y ésta a su vez era mucho más barato que el video (televisión, casetes o videoconferencia). Todos estos medios se veían como costos adicionales a la enseñanza regular, o demasiado costosos para reemplazar a la enseñanza presencial, a excepción de la educación puramente a distancia ofrecida a gran escala.

Sin embargo, en los últimos diez años, el costo de desarrollo y distribución de todo tipo de medios de comunicación se ha reducido (a excepción de la enseñanza presencial) debido a diversos factores:

  • la rápida evolución de las tecnologías de consumo, tales como los teléfonos inteligentes, que permiten que los usuarios puedan tanto crear como transmitir texto, audio y video a costos muy bajos;
  • la compresión de los medios digitales, permitiendo incluso la transmisión de videos y de televisión que demanda gran ancho de banda de manera inalámbrica, por teléfono y por Internet a un costo muy económico (al menos en los países económicamente avanzados);
  • las mejoras en software, lo que hace que sea relativamente fácil para los usuarios no profesionales la creación y distribución de todo tipo de medios;
  • el incremento de recursos educativos de código abierto basados en los medios de comunicación, desarrollados para la enseñanza y que son de acceso gratuito para profesores y estudiantes.

La buena noticia es que, en general, y, en principio, el costo no debería ser un elemento determinante en la elección de los medios de comunicación. Si tiene la suerte de afrontar los costos en su valor nominal, entonces podrá saltarse el resto de este capítulo. Elija la combinación de medios de comunicación que mejor se adapte a sus necesidades docentes, y no se preocupe qué medio pueda costar más. De hecho, sería más barato ahora reemplazar la enseñanza presencial con el aprendizaje puramente online, si el costo fuera la única consideración a tener en cuenta.

En la práctica, sin embargo, los costos pueden variar enormemente entre y dentro de los medios de comunicación, dependiendo una vez más del contexto y del diseño. Desde la perspectiva de un profesor el costo principal es su tiempo. Es importante saber cuáles son los factores que determinan el costo, es decir, qué factores se asocian con mayores costos, dependiendo del contexto y el medio que se utilice. Estos factores están menos influenciados por los nuevos desarrollos tecnológicos, y por lo tanto pueden ser vistos como principios “fundacionales” cuando se consideran los costos de los medios educativos.

Desafortunadamente, hay muchos factores que pueden influir en el costo real de la incorporación de los medios de comunicación en la educación, lo que hace que el análisis detallado de los costos involucrados sea muy complejo (para más detalles, ver Bates y Sangrà, 2011). Por lo tanto, trataré de identificar los principales factores del costo, y luego proporcionaré una tabla guía simplificada sobre cómo estos factores influyen en los costos de los diferentes medios de comunicación, incluyendo la enseñanza presencial. Esta guía debe ser considerada como un dispositivo heurístico. Ver sección Costo de los Medios 101.

 8.4.1 Categorías de costos

 Las principales categorías de costos que se deben considerar en el uso de medios de comunicación y tecnologías educativas y especialmente en el aprendizaje semipresencial o blended u online, son las siguientes:

 8.4.1.2 Desarrollo

Hay costos que son necesarios para la creación de materiales educativos con determinados medios o tecnologías. Hay diversas sub-categorías relacionadas con el costo de desarrollo:

  • los costos de producción: de un video o una sección del curso en un sistema de gestión de aprendizaje. En estos costos estarán incluidos el tiempo del personal especializado, como los diseñadores web o los especialistas audiovisuales, así como los costos del diseño web o de la producción del video;
  • su tiempo como instructor: el trabajo de desarrollo o producción de los materiales. Esto incluirá la planificación/diseño del curso, así como el desarrollo. Su tiempo es dinero, y probablemente el mayor costo en el uso de tecnologías de la educación. Sin embargo, aún es más importante considerar que si está desarrollando materiales educativos, usted no está haciendo otras actividades, como investigación o interacción con los estudiantes, por lo que es un costo real, aunque no se exprese en términos de dinero;
  • los derechos de autor si está utilizando materiales de terceros, como fotos o clips de video. Este aspecto, también, es más factible que sea considerado en términos de tiempo en lugar de dinero;
  • probablemente el costo de un diseñador instruccional en términos de tiempo.

Los costos de desarrollo son generalmente fijos o se aplican “una sola vez” y son independientes del número de estudiantes. Una vez que se finaliza el desarrollo y la producción, que suelen ser escalables sin costo adicional, el producto final será utilizado por un número indefinido de estudiantes. El uso de los recursos educativos abiertos puede reducir en gran medida los costos de desarrollo de los medios de comunicación.

 8.4.1.3 Distribución delivery

Este costo incluye las actividades educativas necesarias durante la impartición del curso e incluiría el tiempo de instrucción, de interacción con los estudiantes, el tiempo de instrucción en la asignación de tareas, y también el tiempo del personal de apoyo, tales como profesores ayudantes, auxiliares para las secciones adicionales así como los diseñadores instruccionales y el personal de soporte técnico.

Los costos de distribución tienden a aumentar a medida que el número de alumnos aumenta, y también se repiten cada vez que se ofrece el curso, debido a los recursos humanos, como el tiempo de instrucción y el apoyo técnico necesario en la enseñanza basada en los medios de comunicación. En otras palabras, son costos recurrentes. Sin embargo, la distribución se realiza cada vez más a través de Internet, y en este caso el costo de las tecnologías de distribución es nulo.

 8.4.1.4 Costos de mantenimiento

Una vez creados los materiales para un curso, es necesario su mantenimiento. Si las direcciones URL dejan de funcionar, el sitio web no está vigente o caducó, y aún más importante si los nuevos desarrollos necesitan ser actualizados, entonces, cuando se ofrece un curso, hay costos de mantenimiento.

Los diseñadores instruccionales y/o profesionales de los medios pueden controlar algunas tareas de mantenimiento, mientras que los profesores o instructores deben tomar las decisiones de sustitución de contenido o actualización. El mantenimiento no suele consumir mucho tiempo para un solo curso, pero si un docente está involucrado en el diseño y producción de varios cursos online, el tiempo de mantenimiento puede ampliarse significativamente.

Los costos de mantenimiento son generalmente independientes del número de estudiantes, pero dependen de la cantidad de cursos y al repetirse cada año son recurrentes.

 8.4.1.5 Gastos generales

Estos incluyen los costos por infraestructura, tales como la licencia de un sistema de gestión del aprendizaje, de un sistema de grabación de conferencia y los servidores de videostreaming. Estos son costos reales que pueden asignarse a un solo curso, pero que luego serán compartidos con otros cursos. Los costos generales se consideran costos institucionales y, aunque éstos sean importantes, no llegan a influir en la decisión de un profesor sobre qué medios de comunicación va a utilizar, dado que estos servicios están disponibles en la institución y no se cobran directamente.

 8.4.2 Componentes del Costo

Los principales factores que impulsan el costo son:

  • el desarrollo / producción de materiales;
  • la distribución de los materiales;
  • el número de alumnos / escalabilidad;
  • la experiencia de un instructor trabajando con el medio;
  • los profesionales de producción de materiales o el instructor si desarrolla los materiales por su cuenta (auto-desarrollo).

La producción de materiales basados en las tecnologías, como un programa de video, o un sitio web, es un costo fijo, ya que no influye sobre cómo los estudiantes toman el curso. Sin embargo, los costos de producción pueden variar dependiendo del diseño del curso. Engle (2014) mostró que, dependiendo del método de producción de video, los costos de desarrollo de un MOOC podrían variar en un factor de seis (el método de producción más caro que es en un estudio de grabación es seis veces mayor que el método del profesor realizando sus propias grabaciones en una laptop).

Sin embargo, una vez producido, el costo es independiente del número de estudiantes. Así, cuanto más caro sea el desarrollo del curso, mayor será la necesidad de aumentar el número de estudiantes para reducir el costo promedio por estudiante. (O dicho de otro modo, cuanto mayor sea el número de estudiantes asistentes al curso, mayor podrá ser la calidad de la producción, sea cual sea el medio elegido). En el caso de los MOOC (que tienden a duplicar el costo de desarrollo comparado con un curso online de grado distribuido a través de un sistema de gestión del aprendizaje – University of Ottawa, 2013) el número de estudiantes es tan grande que el costo promedio por alumno es muy pequeño. Por lo tanto, hay oportunidades para la economía de escala desde el desarrollo de material digital, a condición de que las matriculaciones al curso puedan incrementarse (que no siempre sucede). Esta condición representa el potencial para la escalabilidad de un medio.

De manera similar, hay costos por la distribución del curso, una vez que su desarrollo ha finalizado. Estos tienden a ser costos variables, ya que se incrementan a medida que aumenta el número de matriculados. Si la interacción estudiante-profesor, a través de foros de discusión online y corrección de tareas, se mantiene en un nivel manejable, entonces la proporción profesor-alumno debe mantenerse relativamente baja (por ejemplo, entre 1:25 y 1:40, en función de la asignatura y el nivel del curso). Cuanto mayor sea el número de estudiantes, mayor será el tiempo que el docente tendrá que dedicar al curso, o mayor será el número de instructores adicionales que deberán ser contratados. De cualquier manera, el aumento del número de estudiantes en general, conlleva a un aumento de los costos. Los MOOC son una excepción.

Su principal característica es que no proporcionan apoyo directo al alumno, por lo que tienen gastos de distribución nulos. Sin embargo, ésta es probablemente la razón por la que una pequeña proporción de los participantes finaliza con éxito los MOOC.

Entonces, puede ser beneficioso para un docente o una institución invertir en el desarrollo de materiales educativos interactivos si esto conduce a una menor demanda de interacción profesor-alumno. Por ejemplo, un curso de matemáticas podría incluir evaluaciones con corrección automatizada, simulaciones y diagramas, respuestas pre-diseñadas para las preguntas más frecuentes, que impliquen menos o incluso nada de tiempo en la corrección individual o en la comunicación con el profesor. En este caso, puede ser posible gestionar una proporción de hasta 1: 200 o más en la proporción docente-alumno, sin pérdida significativa de calidad.

Además, la experiencia que se gana al usar o trabajar con un método o un medio de distribución de la enseñanza en particular también es importante. La primera vez que un instructor utiliza un medio determinado, como el podcast, tarda mucho más tiempo que en las producciones siguientes. Sin embargo, aprender a dominar algunos medios o tecnologías demanda mucho más esfuerzo que otros. Por lo tanto, el componente del costo relacionado es si el instructor trabaja solo (auto-desarrollo) o trabaja con profesionales de los medios. El desarrollo de los materiales realizado por los propios docentes suele demandar más tiempo que cuando lo desarrollan profesionales.

Hay ventajas cuando los profesores e instructores trabajan con los profesionales en el desarrollo de los materiales digitales. Los profesionales de los medios asegurarán el desarrollo de un producto de calidad, y sobre todo pueden hacer ahorrar un tiempo considerable a los docentes, por ejemplo a través de la elección del software adecuado, la edición, el almacenamiento y la transmisión de los materiales digitales. Los diseñadores instruccionales pueden ayudar a la hora de sugerir aplicaciones adecuadas de diferentes medios de comunicación para los diferentes resultados de aprendizaje a alcanzar. Así, en todo el diseño educativo, el trabajo de equipo hace que sea más eficaz, y el trabajo con otros profesionales ayuda a controlar el tiempo que los docentes dedican al desarrollo de los materiales.

Por último, las decisiones de diseño son críticas. Los costos están determinados por las decisiones de diseño en el medio seleccionado. Por ejemplo, los componentes del costo son diferentes en las conferencias, los seminarios (o las clases de laboratorio), la enseñanza presencial. Del mismo modo, el video se puede utilizar sólo para grabar a un expositor hablando o “talking head”, como en la captura de conferencias, o se puede utilizar para explotar las características únicas o affordances del medio (ver capítulo 7), tales como la demostración de procesos o la filmación en diferentes ubicaciones. La computación ofrece una amplia y creciente variedad de diseños posibles, incluyendo el aprendizaje colaborativo online (OCL), aprendizaje basado en las computadoras, animaciones, simulaciones o mundos virtuales. Los medios sociales son otro grupo de medios de comunicación que también debe tenerse en cuenta.

La Figura 8.4.2 intenta mostrar la complejidad de los componentes del costo, centrándose principalmente en la perspectiva del profesor o instructor que toma las decisiones. Considérela como una herramienta heurística, una forma de pensar sobre el tema. Se podrían añadir otros factores (como las redes sociales, o la actualización de los materiales).

Mis propias notas personales fueron incorporadas en cada celda, basadas en mi experiencia. He considerado a la enseñanza convencional como un medio o costo “promedio”, luego clasifiqué las celdas considerando si hay un componente del costo más alto o más bajo para cada medio en particular. Sin embargo, los lectores podrán hacer una evaluación diferente al respecto.

Figura 8.4.2 – Costos de los medios educativos

Aunque el tiempo necesario para desarrollar y distribuir el aprendizaje utilizando diferentes tecnologías puede influir en la decisión del instructor sobre que tecnología utilizar, no es una simple ecuación. Por ejemplo, el desarrollo de un curso online de buena calidad utilizando una mezcla de materiales de video y de texto puede tomar mucho más tiempo que preparar un curso que se ofrece en el aula en la modalidad presencial. Sin embargo, el curso online puede tomar menos tiempo en el proceso de distribución a lo largo de varios años, porque los estudiantes pueden pasar más tiempo realizando tareas online, y menos tiempo interactuando con el instructor. Una vez más, vemos que el diseño es un factor crítico en los costos.

En resumen, desde la perspectiva del instructor, el tiempo es un componente crítico del costo. Las tecnologías que demandan mayor cantidad de tiempo son menos utilizadas que aquellas más fáciles de utilizar y en consecuencia ahorran tiempo. Es por esto, que reitero una vez más, que las decisiones de diseño pueden afectar en gran medida la cantidad de tiempo que los profesores e instructores necesitan dedicar en cualquier tipo de soporte tecnológico, y así la capacidad de los profesores y estudiantes de crear sus propios materiales educativos se está convirtiendo en un factor cada vez más importante.

8.4.3 Cuestiones a considerar

En los últimos años, los profesores universitarios en general han preferido realizar la grabación de sus clases para sus cursos online, especialmente en las instituciones donde el aprendizaje online o a distancia es relativamente nuevo, debido a que es “más simple” que rediseñar y crear materiales especialmente para los LMS o sistemas de gestión del aprendizaje. Además, la clase grabada se parece más al método tradicional presencial. Sin embargo, pedagógicamente (dependiendo de la asignatura) puede ser menos eficaz que un curso online que utiliza el aprendizaje colaborativo y los foros de discusión online. Además, desde una perspectiva institucional, la grabación de clases tiene un costo mucho más elevado en tecnología que los de un sistema de gestión del aprendizaje.

Por otro lado, los propios estudiantes ahora pueden usar sus propios dispositivos para crear materiales multimedia en sus trabajos prácticos, proyectos o para su evaluación a través de e-portafolios. Los medios les permiten a los instructores, si lo desean, trasladar ciertas tareas de la enseñanza y el aprendizaje para que las realicen los propios alumnos. A su vez, los medios les permiten a los estudiantes pasar más tiempo realizando actividades/tareas, y conectados con los medios a un costo bajo, a través de sus teléfonos móviles o tabletas que facilitan la creación de artefactos de comunicación, y les permite demostrar su aprendizaje de manera concreta. Esto no quiere decir que la “presencia” del instructor ya no es necesaria cuando los estudiantes estudian online, sino que permite un cambio en la manera y el lugar en el que interviene proveyendo soporte al aprendizaje.

Actividad 8.4 ¿Cómo afecta al costo la decisión de que medios utilizar?

  1. ¿Los posibles costos/tiempo influyen en sus decisiones sobre los medios de comunicación a utilizar? Si es así, ¿de qué manera? ¿Ha cambiado su opinión la información provista en este capítulo?
  2. ¿Cuánto tiempo le dedica a la preparación de clases? ¿Podría aprovechar mejor ese tiempo preparando materiales educativos, y luego utilizar el tiempo ganado en actividades de interacción con los estudiantes (online y/o cara a cara)?
  3. ¿Qué tipo de ayuda puede recibir en su institución de diseñadores instruccionales y profesionales dedicados al diseño y desarrollo de medios? Por ejemplo, si usted está en una escuela primaria con poco o ninguna apoyo profesional, ¿qué tipo de medios de comunicación y decisiones de diseño usted haría?
  4. Al completar las celdas de la tabla en la figura 8.4.2, ¿qué diferencias tienen sus respuestas con las mías? ¿Por qué?
  5. Añada a la tabla en la Figura 8.4.2 los siguientes medios: e-portafolios (en computación) y bajo la sección informática, incorpore una nueva sección: medios de comunicación social. Añada blogs, wikis y cMOOC. ¿Cómo rellenaría las celdas para cada uno de estos ítems en las columnas de desarrollo, distribución, etc.? ¿Agregaría otros medios?
  6. ¿Está de acuerdo con la afirmación: Sería más barato reemplazar la enseñanza presencial con la enseñanza totalmente a distancia, si tomamos en consideración sus costos? ¿Cuáles son las implicaciones para la enseñanza si esta cita fuera realmente cierta? ¿Qué consideraciones todavía justificarían la enseñanza presencial cara a cara?

Por favor, comparta sus respuestas en el cuadro de comentarios a continuación.

 

Referencias

Bates, A. (2005) Technology, e-Learning and Distance Education London/New York: Routledge

Bates, A. and Sangrà, A. (2011) Managing Technology in Higher Education San Francisco: Jossey–Bass/John Wiley and Co

Engle, W. (2104)UBC MOOC Pilot: Design and Delivery Vancouver BC: University of British Columbia

Hülsmann, T. (2000) The Costs of Open Learning: A Handbook Oldenburg: Bibliotheks- und Informationssytem der Universität Oldenburg

Hülsmann, T. (2003) Costs without camouflage: a cost analysis of Oldenburg University’s two graduate certificate programs offered as part of the online Master of Distance Education (MDE): a case study, in Bernath, U. and Rubin, E., (eds.) Reflections on Teaching in an Online Program: A Case Study Oldenburg, Germany: Bibliothecks-und Informationssystem der Carl von Ossietsky Universität Oldenburg

Rumble, G. (2001) The Cost and Costing of Networked Learning Journal of Asynchronous Learning Networks, Volume 5, Issue 2

University of Ottawa (2013)Report of the e-Learning Working Group Ottawa ON: The University of Ottawa

Comments are closed.