Capítulo 2: La naturaleza del conocimiento y las implicaciones para la educación

Escenario C: Una discusión entre amigos antes de la cena

Lista de personajes.

  • Peter y Ruth (anfitriones)
  • Stephen (un ingeniero mecánico y el hermano de Pedro)
  • Caroline (escritora y amiga de Ruth)

Peter a Stephen: Creo que Caroline llegó. Ahora sé que no has conocido a Caroline antes, pero por amor de Dios, intenta ser amable y sociable esta vez. La última vez que estuviste aquí, casi no pronunciaste una palabra.

Stephen: Bueno, nadie dijo nada que me interesara. Sólo hablaron de libros y arte. Ya sabes que yo no estoy interesado en ese tipo de cosas.

Peter: Bueno, sólo inténtalo. Ya llegó. Caroline un gusto verte nuevamente. Él es Stephen, mi hermano. No creo que se hayan conocido, ya te hablé de él, es profesor de ingeniería mecánica en la universidad. Pero primero ¿qué le gustaría beber?

Caroline: Hola, Stephen. No, no creo que nos hayamos encontrado antes. Encantada de conocerte. Peter, acepto un vaso de vino blanco, por favor.

Peter: Mientras se presentan, voy a buscar las bebidas y dar una mano a Ruth en la cocina.

Stephen: Peter dice que eres escritora. ¿Sobre qué escribes?

Caroline (risas): Bueno, ¿te gusta ir directo al grano, verdad? Es un poco difícil responder esa pregunta. Depende de lo que me interesa en ese momento.

Stephen: ¿Y qué te interesa en este momento?

Caroline: Estoy pensando en cómo alguien reaccionaría ante la pérdida de un ser querido debido al accionar de otra persona que también ama profundamente. Surgió de una noticia sobre un padre que mató accidentalmente a su hija de dos años, le pasó el auto por encima cuando sacaba el auto del garaje. Su esposa la había llevado al jardín para jugar y no sabía que su marido iba a sacar el auto.

Stephen: Dios, ¡qué situación terrible! Me pregunto por qué demonios no tenía instalada una cámara de video trasera.

Caroline: Bueno, es un accidente horrible que puede pasarle a cualquiera. Es por eso que quiero escribir algo sobre este tipo de tragedias cotidianas.

Stephen: Pero ¿cómo es posible escribir sobre algo así si no has pasado por una experiencia similar? o ¿si pasaste por algo así?

Caroline: No, gracias a Dios. Bueno, creo que es el arte de escribir, la capacidad de ponerte en el lugar de otros y anticipar sus sentimientos, emociones, y acciones consecuentes.

Stephen: Pero ¿no necesitarías ser graduada en psicología o tener experiencia como consejero para saber cómo proceder en esa situación?

Caroline: Bueno, podría hablar con personas que hayan pasado por una tragedia familiar similar y ver qué tipo de personas son después, pero básicamente se trata de entender la forma en que podría reaccionar en una situación de este tipo y proyectarla y modificarla de acuerdo al tipo de personaje en el que estoy interesada.

Stephen: Pero, ¿cómo sabrías si es cierto, que la gente realmente reaccionaría de la forma en que te imaginas?

Caroline: Bueno, ¿cuál es la “verdad” en una situación como esa? Las personas tienden a actuar de manera diferente. Eso es lo que quiero explorar en la novela. El marido reacciona de una manera, la esposa de otra, y luego está la interacción entre los dos, y todo lo que gira en torno a ellos. Estoy particularmente interesada en saber si realmente podrían crecer y ser mejores personas, o si se desintegrarían y se destruirían entre sí.

Stephen: Pero ¿cómo puedes empezar sin saber esto antes?

Caroline: Bueno, ese es el punto, realmente. Yo no lo sé. Quiero que los personajes crezcan en mi imaginación, y el resultado inevitablemente estará condicionado por eso.

Stephen: Pero si no conoces la verdad, cómo estas dos personas realmente respondieron a la tragedia, ¿cómo se puede ayudarlos u otros como ellos?

Caroline: Pero yo soy una escritora, no una terapeuta. No estoy tratando de ayudar a nadie en una situación tan horrible. Estoy tratando de entender la condición humana en general, y para hacer eso, tengo que empezar conmigo misma, lo que sé y siento, y lo proyecto en otro contexto.

Stephen: Pero eso no tiene sentido. ¿Cómo se puede entender la condición humana con sólo mirar hacia el interior de sí mismo, y que hacer una trama de ficción que probablemente no tiene nada que ver con lo que realmente ocurrió?

Caroline (suspira): Stephen, eres un típico científico, sin imaginación.

Peter (llegando con las bebidas): Bueno, ¿cómo la están pasando?

Obviamente en este punto, no muy bien. El problema es que tienen diferentes visiones del mundo sobre la verdad y la forma en que se puede alcanzar. Empiezan desde muy diferentes puntos de vista sobre lo que constituye el conocimiento, cómo se adquiere el conocimiento, y la forma en que se valida. Como siempre, los antiguos griegos tenían una palabra para pensar sobre la naturaleza del conocimiento: la epistemología. Veremos que este es un motor importante de la forma en que enseñamos.

Comments are closed.