Capítulo 10: Tendencias de la educación abierta

Escenario H: Gestión de cuencas hidrográficas

Figura 10.1 El río Hart, Yukon. Imagen: © www.protectpeel.ca, CC BY-NC

Durante varios años, los docentes investigadores de los departamentos de Administración de Tierras y Silvicultura de la University of Western Canadá desarrollaron una serie de imágenes digitales, modelos informáticos y simulaciones sobre las cuencas hidrográficas, en parte como consecuencia de las investigaciones llevadas a cabo por los profesores y, en parte, para generar el apoyo y la financiación para otras investigaciones.

En una reunión de docentes universitarios hace varios años, después de una acalorada discusión se abrió la votación y por una relativamente pequeña mayoría se decidió que estos recursos educativos fueran de libre acceso para su reutilización con fines educativos bajo una licencia Creative Commons, que requiere mencionar al autor y previene su uso comercial sin la necesidad de un permiso escrito específico de los titulares del derecho de autor, ni de los docentes responsables del desarrollo de los artefactos. Lo que decidió el voto fue que la mayoría de los profesores que participan activamente en la investigación querían que estos recursos estén disponibles. Los organismos responsables de la financiación del trabajo de desarrollo de los artefactos de aprendizaje (principalmente los consejos nacionales de investigación) celebraron la medida de ampliar su disponibilidad como recursos educativos abiertos.

Inicialmente, los investigadores sólo subieron las imágenes y las simulaciones a la página web del grupo de investigación. Se dejó a criterio de los profesores decidir si deseaban utilizar estos recursos en sus clases. Con el tiempo, los profesores comenzaron a introducir estos recursos en una serie de cursos presenciales de grado y posgrado.

Después de un tiempo, sin embargo, la palabra REA cobró resonancia. El grupo de científicos empezó a recibir correos electrónicos y llamadas telefónicas de otros investigadores de todo el mundo. Era evidente que existía una red o comunidad de investigadores en este campo que estaba creando materiales digitales como resultado de sus investigaciones, y tenía sentido compartir y reutilizar los materiales de otros sitios. Eventualmente, dio lugar a un “portal” web internacional de recursos educativos sobre la gestión de cuencas.

Los investigadores también comenzaron a recibir llamadas de diferentes organismos, de los ministerios o departamentos de medio ambiente, grupos ambientales locales, asociaciones de aborígenes /Primeras Naciones y, en ocasiones, de las grandes empresas mineras o de extracción de recursos, lo que adicionó el trabajo de consultoría a los docentes. Al mismo tiempo, tenían la posibilidad de atraer más fondos para investigación de organismos no gubernamentales, como la Nature Conservancy y algunos grupos ecológicos, así como de otras fuentes de financiación tradicional, los consejos nacionales de investigación, para desarrollar más REA.

Para entonces, los departamentos tenían acceso a una cantidad bastante grande de REA. Ya había dos cuarto y quinto nivel de cursos totalmente online construidos alrededor de los REA que se impartían con éxito a estudiantes de grado y posgrado.

Luego, se presentó una propuesta para crear un programa de certificación de posgrado totalmente online sobre cuencas, diseñado alrededor de los REA existentes, en colaboración con una universidad de los EE.UU. y otro en Sierra Leona. Este programa de certificación iba a ser auto-financiado con las matriculaciones, las cuotas de los 25 estudiantes de Sierra Leona fueron subsidiadas por una agencia de ayuda internacional. El decano, después de un período de ardua negociación, convenció a la administración de la universidad para que destinara un porcentaje de los ingresos por matriculación directamente a los departamentos con el fin de contratar a profesores titulares adicionales para enseñar o ayudar en el programa y luego los departamentos pagarían el 25 % de los ingresos a la universidad para los gastos generales.

La decisión de ofrecer el programa de certificación en inglés y francés a las empresas mineras y de extracción de recursos canadienses con contratos y socios en los países africanos fue fácil gracias a una subvención de Asuntos Exteriores de Canadá.

Aunque el programa de certificación tuvo mucho éxito al atraer estudiantes de América del Norte, Europa y Nueva Zelanda, no tuvo repercusión en África más allá de la colaboración con la Universidad de Sierra Leona, sin embargo había mucho interés en los REA y las cuestiones planteadas en los cursos de certificación. Después de dos años de funcionamiento del certificado, se tomaron dos decisiones importantes:

  • otros tres cursos y un proyecto de investigación se agregaron al programa de certificación, y se ofrecían retornar totalmente el costo para quienes se matricularan en la maestría online sobre gestión de cuencas. Esta decisión atrajo la participación de gerentes y profesionales de países africanos en particular, y comenzó a ofrecer una certificación reconocida que muchos estudiantes del programa inicial solicitaban;
  • aprovechando la gran red de expertos externos que participaban entonces de una manera u otra con los investigadores, la universidad ofreció una serie de MOOC en temas relacionados a las cuencas, con expertos voluntarios externos invitados por la universidad para participar y liderar los MOOC que también se nutrieron de los REA existentes.

Cinco años más tarde, el Decano anunció los siguientes resultados en una conferencia internacional sobre sostenibilidad:

  • el programa de maestría online duplicó el número de estudiantes graduados en su institución;
  • el programa de maestría ofrecía el retorno total del costo;
  • se graduaron 120 estudiantes de la maestría por año;
  • las tasas de finalización fueron del 64 %;
  • se contrataron seis profesores regulares y otros seis investigadores de posdoctorado;
  • miles de estudiantes se matricularon y pagaron al menos un curso de la maestría y el programa de certificación, de los cuales 45 % no eran de Canadá;
  • más de 100.000 estudiantes participaron en los MOOC, casi la mitad de países en desarrollo;
  • hay más de 1000 horas de REA sobre cuencas disponibles para descargar de manera libre desde cualquier parte del mundo;
  • la universidad es reconocida internacionalmente por su liderazgo en la temática. 

 

A pesar de que este escenario es puramente un producto de mi imaginación, tiene la influencia del trabajo real que realizan los siguientes miembros de la University of British Columbia:

Comments are closed.