Anexo 4: Revisión independiente

Una reseña desde la perspectiva de la educación abierta y a distancia: Sir John Daniel

Por Sir John Daniel, ex Presidente de Commonwealth of Learning, ex Vicerector de la Open University, y ex Asistente del Director General de Educación de la UNESCO, actualmente Consultor Senior de la Maestría en Educación y Convenios Académicos Internacionales de Beijing DeTao Masters Academy, China.

Tony Bates, es uno de los cronistas más serios y eruditos del mundo sobre tecnología educativa, que ha compartido el conocimiento adquirido en 50 años de trabajo en este libro magistral. Sin embargo, aunque haya sido escéptico sobre los Recursos Educativos Abiertos, ha publicado Teaching in a Digital Age como un libro abierto en el BCcampus, poniendo su admirable trabajo a disposición del lector global como un proyecto dinámico y vivo.

Cuatro características hacen a este libro destacable entre la creciente literatura sobre educación online. Primero, examina de manera contundente los requerimientos cambiantes de contenidos y competencias para la enseñanza y aprendizaje del siglo XXI. Segundo, ofrece ayuda directa a los académicos en una variedad de contextos institucionales quienes están lidiando con los retos y las oportunidades que impone la integración de las tecnologías a la educación. Tercero, provee una perspectiva histórica de 50 años sobre el uso de las tecnologías en la enseñanza, citando investigaciones sobre el uso de los medios de comunicación desde los años 1970 en adelante, de gran relevancia en la actualidad. Finalmente, la excelente estructura y el andamiaje de este libro electrónico e-Textbook reflejan el mérito del autor y del grupo editoral de BCcampus.

De los doce capítulos del libro, los cinco primeros tratan sobre los objetivos y requisitos de la enseñanza en la era digital. Comienza con un debate sobre el cambio fundamental que está sucediendo en la educación, explorando los cambios estructurales contemporáneos en la economía y las sociedades para luego identificar las competencias y destrezas necesarias en la era digital; identifica la relación entre la educación y el mercado laboral y evalúa el impacto de la adhesión

creciente a nuevas modalidades de enseñanza. ¿Es la naturaleza del conocimiento la evolución o cómo diferentes perspectivas al respecto podrían modificar nuestros enfoques de enseñanza?

El primer capítulo, que nota que el estudiante sea quien más ha cambiado en la educación superior en los últimos 50 años, prepara el escenario para lo que sigue. El reto hoy es permitir que un número creciente de estudiantes de mayor diversidad logren finalizar con éxito sus estudios. Los intentos de reforzar los sistemas elitistas, apuntando el reloj a la época de los 50 (Bates comenta sobre las políticas actuales en el Reino Unido) no cumple con las demandas del siglo XXI.

El capítulo 2 se sumerge en las fortalezas y debilidades de los diferentes métodos de enseñanza que divide de manera apropiada en el Capítulo 3 con la educación presencial y el Capítulo 4 con la educación a distancia. Este es el segundo aspecto admirable de este libro: comienza donde los profesores académicos realmente están. Son especialmente divertidos los escenarios –sin duda de semi-ficción- que capturan con candidez y entretenimiento el tenor de las discusiones en la cena, en ámbitos comunes y en la privacidad del hogar donde los académicos debaten el impacto de la tecnología en sus trabajos y en las últimas ocurrencias de sus decanos.

Bates es un crítico profundo sobre las debilidades y fortalezas de los MOOC y dedica el capítulo 5 a ello. La cobertura de los medios sobre la evolución de los MOOC ha despertado el interés de la enseñanza online en todos lados y los ha convertido en un motor de cambio. Sin embargo, aún están en una etapa temprana de maduración y tiene limitaciones estructurales importantes para el desarrollo del aprendizaje transformador y profundo, o para el desarrollo de los niveles de conocimiento y competencias necesarios en la era digital. A medida que mejore el diseño de los MOOC, podrán ocupar un nicho importante y reemplazar algunas formas de educación tradicional como las clases magistrales masivas. Aunque las aplicaciones más promisorias de los MOOC pueden estar lejos del ambito de la educación superior y más cerca de la resolución los problemas globales de gran escala a través de la acción comunitaria.

Los capítulos 6 a 9 serán especialmente útiles para aquellos que están diseñando sus espacios de enseñanza online. Al resumir décadas de investigación en tecnología educativa –de la que ha sido un notable contribuyente- Bates observa que las tecnologías son vehículos para diversos medios, que nos ayuda a examinar en términos de sus formatos, sistemas de símbolos y valores culturales. El capítulo 8 presenta el modelo SECTIONS para la elección de los medios de comunicación que ha refinado a lo largo de muchos años y es particularmente destacado. En tanto el capítulo 9 explora las diversas modalidades de distribución.

Los tres últimos capítulos miran las tendencias en educación abierta, los retos de calidad y la necesidad de dar apoyo a los profesores e instructores en la era digitial. Los desarrollos en los recursos educativos abiertos, los libros abiertos, la investigación abierta y los datos abiertos serán de mayor importancia que los MOOC –y mucho más revolucionarios ya que harán una transferencia de poder desde los profesores a los alumnos. Define calidad como “los métodos de enseñanza” que ayudan a los alumnos a desarrollar exitosamente los conocimientos y competencias necesarias en la era digital y argumenta que los conceptos más novedosos de calidad que reconocen e incorporan los aspectos afectivo y emocionales del aprendizaje. El diseño de MOOC y las altas tasas de deserción en los colleges de dos años en los EE.UU., que han adoptado recientemente la educación online, sugieren que aún no se han incorporado las buenas prácticas ni se han desarrollado métodos de enseñanza que exploten las fortalezas tanto de la enseñanza en el aula como online.

Finalmente, el autor argumenta que debemos reconocer la necesidad de formar a los profesores para la era digital. “Tenemos que pasar de un sistema de voluntarios amateur a un sistema profesional de formación de profesores de educación postsecundaria”, así como la capacitación moderna para la actualización de los docentes ingresantes y durante su ejercicio docente. Este extraordinario libro provee la curricula para ese entrenamiento. Es un trabajo magnífico, repleto de escencarios motivantes y experiencias reales. Tony Bates nos muestra como “poner en acción lo aprendido” sobre la enseñanza en la era digital.

Recibido: el 21 de junio de 2015

 

Comments are closed.